sábado, diciembre 13, 2014

APRENDIENDO A VIVIR...

...ES COMO APRENDEMOS A MORIR... EN PAZ.
Ayer, precisamente conversaba con un amigo de facebook lo doloroso y fuerte que fue la partida para él y su familia, el fallecimiento de sus suegros, con solo tres meses de diferencia. "Es un tema delicado"- me comentaba. Y obviamente que lo es porque nunca nos hablaron ni nos enseñaron lo natural de la muerte. Siempre ha sido un tema tabú. Recuerda que ni siquiera nos dejaban ver a nuestro abuelo o abuela para despedirnos. "No, a los niños no, porque les puede asustar". Se fue al cielo, es lo que nos decían. En el año 2005 me llegó, y digo así, porque "navegando" abrí una página que decía: así como se necesitan profesionales para asistir un parto, asi mismo lo es para su partida. Cada muerte es un nuevo transitar... "es el paso siguiente" en esta metamorfosis del Ser. Elizabeth Kübler-Ross nos decía que no nos afligiéramos ante esta situación, porque los enfermos moribundos no están solos, "vienen a buscarlos" familiares, amigos muy queridos incluso, mascotas. Dime tú, quien ahora me lees, no has escuchado decir que en su lecho moribundo algunos dicen: oh, veo a mi madre, a mis tíos, a mi abuela, es que no los ven?? Y lo único que tienes que hacer es acompañarlos, darles reiki, para que vaya soltando ataduras, y llamas a los ángeles de luz para ello, y lo guías, le das tranquilidad, le vas diciendo lo que va sucediendo y él a la vez te va relatando....es algo maravilloso para aquél que acoge como para el que se va.... También le comentaba, a este amigo querido, que este tema debiera estar en las aulas y que de pequeños veamos a la muerte como algo natural, algo que nos acontecerá a todos en algún momento. Viviendo aprender a vivir para morir en paz....



4 comentarios:

MA dijo...

Buen post nos regalas amiga mía.
Abriendo los ojos a una realidad dolorosa aprendemos a soltar ataduras y a crecer en luz...
La vida y la muerte nacen juntas y viven juntas en la luz del alma.

Besos y felices navidades!

Taty Cascada dijo...

Vivimos bajo el temor de la muerte, de lo desconocido, de aquello que nos aparta de aquel que amamos y que necesitamos tener cerca. Si comprendiéramos desde pequeños que la vida/muerte son una entidad completa, tal vez, no sería tan traumático el paso de un estado al otro.
Abrazos querida Ali, de ti he aprendido tanto.

Alicia Montero dijo...

Es algo difícil de aceptar, como la vida misma....y tiene que ver con la educación que recibimos

Ali

Alicia Montero dijo...

Gracias MA, gracias Taty, por sus palabras y visita!

Felices fiestas!!

Ali