domingo, noviembre 02, 2014

HERENCIA VITAL

Queridos amigos,  nosotros con mi marido hemos decido lo siguiente, de forma oficial..

ANTE LA PROPIA MUERTE, deseo y exijo lo siguiente;

¿Cómo hacer un testamento vital?
La voluntad de la persona sobre las atenciones médicas que desea o no desea recibir en caso de padecer una enfermedad irreversible o terminal que le impida expresarse, se plasman en un documento de voluntades anticipadas, conocido como testamento vital.

El documento privado de testamento vital puede firmarse ante un notario o ante tres testigos, de los cuales dos de ellos no pueden ser familiares en segundo grado ni estar vinculados por relación patrimonial con la persona que plasma sus voluntadas anticipadas.

En los modelos oficiales existentes en las comunidades autónomas se firmará generalmente ante un funcionario público.

La Asociación Federal Derecho a Morir Dignamente ha elaborado un modelo impreso para facilitar el trámite:
1. Deseo finalizar mi vida con una limitación del esfuerzo terapéutico, evitando todos los medios artificiales, tales como técnicas de soporte vital, fluidos intravenosos, fármacos (incluidos los antibióticos), alimentación artificial (sonda nasogástrica) o cualquier otro tratamiento que pueda prolongar mi supervivencia.

2. Deseo unos cuidados paliativos adecuados al final de la vida, que se me administren los fármacos que palien mi sufrimiento y aquellos cuidados que me ayuden a morir en paz, especialmente –aún en el caso de que pueda acortar mi vida- la sedación Terminal.

La citada asociación aconseja además que se incluya un apartado en el que se manifieste lo siguiente: “Si para entonces la legislación regula el derecho a morir con dignidad mediante eutanasia activa, es mi voluntad morir de forma rápida e indolora de acuerdo con la lex artis ad hoc”.

Es conveniente incluir en el testamento vital el nombre de un representante que comprenda los deseos, valores y motivos del firmante del texto y esté dispuesto a luchar para que se cumplan sus instrucciones. Además, es preciso repartir copias de ese documento , incluido, si es posible, el médico de cabecera.

Es posible anular el documento de Voluntades Anticipadas-Testamento Vital en cualquier momento rompiéndolo. En este caso, no hay que olvidarse de retirar las copias que se hayan entregado o declarar su cambio de opinión por escrito u oralmente ante testigos.

1 comentario:

Alicia Montero dijo...

Muchos de nosotros tememos este momento y a la palabra muerte.... porque esta sociedad solo le rinde tributo a la juventud y NO A LA SABIDURIA del adulto.
Mis surcos, mis años no han sido en vano, la vida me ha regalado mucha experiencia que espero compartir con quien esté dispuesto.

Ali