viernes, julio 06, 2007

SOBRE LA IMPERMANENCIA....

La muerte no existe. En Occidente no se enseña a morir y tenemos la falsa idea de que no vamos a morir nunca. Es muy necesario meditar, en estos casos, más en la muerte.
La muerte está en todas partes, cada día muere una parte de nosotros y otra es renovada, así nos vamos perfeccionando, y quien tristemente se ata al cuerpo y no quiere ver la realidad, haciendo permanente la impermanencia, aplazando aquello que no desea pero que sabe que inevitablemente algún día llegará, tratando de convertir la existencia en algo eterno, es como aquel que trata de construir una casa por el tejado y pretender acabarla por la base y los cimientos, convencido de que así podrá terminarla. La muerte como parte de la realidad que vivimos no existe, sin embargo la tememos porque nos recuerda que el cuerpo es mortal y al sentirnos identificados con el cuerpo hace que no queramos desprendernos de él, pero por más empeño que pongamos en mantener con vida aquello que carece de vida, en mantener la confianza en aquello que no la posee y la esperanza donde no la hay, termina atrapado en las redes de una araña como los mosquitos porque la impermanencia está ahí, no podemos detenerla ni prolongarla porque todo ocurre en su momento y no hay más vueltas que dar.

La impermanencia es algo que nos permite aprender, es nuestro mejor maestro y si nosotros no escuchamos a nuestro maestro interior, si no sabemos ver en él la existencia de la impermanencia, no le estaremos escuchando, y él, entonces, quizá al final de nuestra vida, nos lo recordará una vez más y nos abrirá los ojos para que le podamos ver y los oídos para que le aprendamos a escuchar porque sólo así, nuestro maestro interior nos enseñará sabiamente a descubrir la felicidad y a saber quienes somos.
Todo es impermanente, sólo lo que carece de existencia es eterno. El vacío es eterno y del vacío surge el todo que como es consecuencia directa del vacío, también es eterno pues el vacío, la nada, está inevitablemente llena del todo pues la nada es el todo.

¿Qué tienes cuando no tienes nada? Todo, pues ya no necesitas más de nada y por eso lo tienes todo.

"Si practicas la atención a la respiración con asiduidad, cuando llegue el final de tu vida, morirás estando plenamente atento"

7 comentarios:

Nerim dijo...

Un post para leerlo muchas veces como así lo haré, lo leeré una y otra vez, pues confirma lo que siempre he pensado de la muerte. Cuando era una niña y después de mi primer contacto con la muerte de mi abuela, tenía mucho miedo, ese miedo a la muerte me acompañó hasta la treintena más o menos. Ahora, sin embargo, no le temo tanto, he ido jugando mentalmente con la idea de la muerte y ya no me da miedo desaparecer de este mundo, tampoco alegría, pero como tu dices, trato de estar atenta dia a dia aunque en el fondo deseo que ese día tarde en llegar.
Un excelente post Alicia, un post para reflexionar mucho, mucho.
Un beso
Nerim

Alicia Montero C. dijo...

Querida Nerim, gracias, tus palabras me alimentan mas allá del ego... Aunque a lo mejor si...es la fantasía pretenciosa de que todos podamos entender que la muerte vive junto a todos, y es mejor amigarnos con ella...como? viviendo cada dia su afán...
La frase al final del texto puede ayudar...:
"Si practicas la atención a la respiración con asiduidad, cuando llegue el final de tu vida, morirás estando plenamente atento"
Un beso y gracias...
ali

mi despertar dijo...

Aunque hoy no es uno de los mejores dias para mí y te darás cuenta por el texto que acabo de publicar me sentí identificada con tu escribir. te dejo un beso enorme

Al dijo...

Dijo Shakespeare que "partir es morir un poco". Yo creo que a la frase se le puede dar la vuelta para decir que "morir es partir un poco". No se a donde ni con quien. Ojala pudiera elegir.
Con cariño

marvision dijo...

Es el apego. si no tienes apego a nada en esta vida...no puedes tener miedo. Comemos porque tenemos miedo a morir. fíjate, creo que se puede mantaner sin comer el cuerpo, solo pensando en que por ello no te vas a morir. Anque te cuento un secreto...me gusta la comida y aunque no hiciese falta comer...me gusta su sabor...me entiendes?
En serio, la muerte no es nada malo, lo malo es tenerla miedo, hay que ser valientes...como sino vamos a evolucionar???
beso amiga mía...marimar

Ninoschka dijo...


muy interesante tu blog... vendré a leerlo con más calma. Al menos los temas son fascinantes, mi sector esotérico...y ... sabías que yo soy "vidente"! Pero ya eso te lo contaré en otra ocasión.
Ahorita tan sólo he entrado para descansar las neuronas... mira que ya me están pasando malas jugadas..!
Hoy fui a comprarme comidita para el almuerzo y regresé al Instituto sin comida... shuu... tuve que recorrer tres negocios si habían visto mi "pancito con queso, mi coca cola, mis mejillones, mi limoncito... mis cigarritoss.. y por suerte no compré condones! jajajajaaa.." Las vendedoras me miraban con cara de que yo peinaba la muneca como dicen ustedes.. Pero bueno, al final di con mi bolsita de las compras..!
jajajaa... ya mija, ahora me voy.. en cinco minutos pasa mi tranvía.
Bss y cuídate mucho
-yo-

Joan Pinardell dijo...

Te he estado leyendo y es tan importante todo lo que dices para mi que me quedo aqui en junio y vuelvo a releer... quiero entender un poco todo lo que leo... y no hay prisa... yo no tengo... volveré despues de pintar ... esta tarde al principio... aunque Dios tengo curiosidad por leer todas tus entradas... pero poco a poco...si...
gracias por todo lo que transmites