miércoles, septiembre 06, 2006

Mi experiencia en Lima

Fueron 4 días de trabajo interno, muy profundo. Puedo decir que fue una experiencia maravillosa en el plano personal y profesional, que como consecuencia redundó en una sola, que enriqueció mi vida espiritual. Casi puedo declarar que estaba predestinada... Eso me llena de alegría.

83915477_0dfb4761ea_mEsta experiencia me permite confirmar, nuevamente, que se nace y muere constantemente. Una Alicia quedó en el Monasterio de los frailes franciscanos, en las Catacumbas, y otra re-nació ahí en ese mismo instante, con una nueva mirada, mas fresca, esperanzadora y misericordiosa ante mi y el mundo. Declarar lo importante que es "asistir al viajero", compartir esta noticia en forma urgente y lograr superar barreras de prejuicios, es mi nuevo desafío.

Estar permanentemente en contacto conmigo y alerta HOY es estar en contacto con mi cuerpo, entender su mensaje, y, desde ahí, transmitir lo que me pasa, cómo me pasa es el arte de vivir.... para bien morir.

8 comentarios:

Susana dijo...

Alicia: ¿qué fue concretamente lo que hiciste en Lima?, leo lo queescribes y me entusiasma saber más. Cariños

Gabriel dijo...

Saber vivir desde estar en la experiencia de acompañar en el saber morir; estaré tras tus pasos.
Un buen abrazo.

Alicia Montero dijo...

Hola Susana, no encontré forma de ubicarte. Mi e-mail es alimonteroc@yahoo.es

Anónimo dijo...

la felicito...es muy importante lo que ud. está haciendo!!!!!!!!

Antonio Gomez Yepes dijo...

Alicia , Te saludo con mucho cariño Leí sobre tu retiro en Perú, que emoción, que bueno, te mando cariño, que es lo que me inspira leer tus comentarios.

Antonio Gómez Y

Anónimo dijo...

la felicito...es muy importante lo que ud. está haciendo!!!!!!
Edgardo P.F

Anónimo dijo...

Alicia, supe de tu quehacer por la Red argentina DiproRed, a través de Ma.Celia. No sabes lo sorprendida que me quedé, que linda labor que hacés, nunca imaginé que existieran personas que se dedicaban a acompañar al fallecido, solo sabía que se hacía a los moribundos. Tenés que compartir esta experiencia.
Un abrazo en amor y Luz,
Ma. de los Angeles
Bs. Aires - Argentina

Osvaldo dijo...

AUN NO


He llegado ante mí
al desembarco en el río de sol
y desensillo mis maderas quebrachas
pues me urge un paseo lento
por el otro lado de las puertas.

Pájaros de alas blandas meditan en lo alto un cielo enfermo
que pellizco con el barro infinito de mis ojos.
Las lunas jadean / jadean lágrimas calientes.
Aguas pobladas por la nitidez de la piedra
y el cristal que se empecina en no hablar
para verme malabarista y carpintero
con la risa a carcajada que no siempre tuve.

Pasar al otro lado de mí,
recorrerme todo entero y
habitarme en los días que fui o seré el otro
con otra barcaza / otro río / otro sol
otras puertas.

Así desmochilado de toda pesadumbre,
no ahogado en la risa del imbécil,
corro y corro y corro
para no despertar
no ver / no morir /
no morir /
no debo morir

porque sólo hay un día para merecer la muerte

... y aún no la amo.