domingo, septiembre 17, 2006

Los cambios en nueva temporada

Estamos ya en Septiembre...pasé muy rápido el año? o...el año me pasó muy rápido?
Cuántas cosas he vivido hasta aquí – un año intenso – me digo. En lo laboral, cubriendo dos áreas y dos ciudades; en cuanto a mi formación, estoy con el Master ad-portas; y en lo personal, viajes de crecimiento, formación y placer. Quien intenso vive…disfruta la vida!!

Siento un nuevo aire. Lo huelo. La primavera con sus brotes y sus colores me está mostrando, por doquier, en cada esquina, en cada rincón, casi orgullosa, su imagen. Los rayos del sol llegan pidiendo permiso a la noche, como hilos dorados que vienen bajando de las manos de Dios, de la Vida y del Universo. Me regalan esa visión. Me anuncian cambios, alégrate- me dicen- la felicidad seguirá llamando a tu puerta de muchos modos. Vívela intensamente! Mi rostro cambia, se alegra y vive esa esperanza.

Cambios de estación, cambios en mi vida, cambios de la vida. Algunos pasan plácidamente, con un ritmo continuo, suave y sutilmente incorporándose, integrándose a mí. Otros, hincan el diente, retuercen en lo profundo, dejan huella, emergen en dolor y sal, y surge desde el alma, ese bello estado que es el re-nacimiento.

Mientras tanto el invierno, mi invierno, se va retirando silenciosamente, como sin querer irse, guardando, protegiendo momentos, instantes sagrados….Va muriendo suave y quietamente, como dando “paso a” una entrega, a una transformación total: dócilmente permite pasar a ese estado de constante cambio, que es propio en la naturaleza y en el Universo interno y externo.

Esta es la vida, cambio y evolución permanente, que nos invita a disfrutarla en intensidad en cada momento que nos propone; la muerte, que tanto nos preocupa, es también una transcisión en nuestro peregrinar para llegar a la perfección a la que estamos elegidos alcanzar.

12 comentarios:

Anónimo dijo...

Usted siempre con la palabra justa...emotiva...

Gracias

Anónimo dijo...

Que bueno recordar que por fin el color vuelve a la ciudad y asi tambien a la vida. Me gusta mucho como integras la vida y la muerte en cada cosa, en cada situación, en lo cotidiano de la vida.
Resulta difícil para mi ver la muerte de la forma en que la planteas porque lo haces como si fuera tan simple. Como lo haces? Siempre fue para mi desgarro, dolor, pesares, y tu lo muestras como que cosa que dejo es morir para volver a vivir. Me gusta mucho esto.
Maria Eliana B

Carmen Gloria Gorigoitía C. dijo...

Querida amiga, me gusta mucho tu natural forma de compartir la sabiduría de la vida ... gracias por hacerlo públicamente ... sigue adelante, somos muchos los que esperamos tus escritos ....
Un gran abrazo
Carmen Gloria

Anónimo dijo...

Hola Alicia
estaba viendo tu pagina el arte de morir, no crees que no solamente es la muerte fisica, cuantos somos los que pensamos que estamos con tiempo regalado piensalo ?
nos vemos !
angela

Anónimo dijo...

Querida amiga, verdaderamente puedo sentir y ver a través de tus palabras que tu "rostro cambia", te veo sonriendo y completamente iluminada. Un abrazo,
Lucía

Anónimo dijo...

Dejame felicitarte por el sitio tan acogedor que tienes y que mejor que con temas de este tipo. Gracias por hacer vibrar mi alma al leer lo que alli encontre.
Deseo para ti infinitas bendiciones y un mar de Luz.
Besos Mil.

Con amor fraterno:
Analiz

Anónimo dijo...

Sigue escribiendo ya que a los que hemos estado cerca de la muerte de seres queridos o de tantos pacientes, nos ayuda a mirar el camino de una forma más natural y cercana
Estoy feliz de haberte conocido y ojalá nos podamos juntar y conversar de los temas que no pudimos terminar.Un abrazo

Paola Riveri

Anónimo dijo...

TODO EN LA VIDA ES UN ARTE
VIVIR, MORIR, DERRUMBARSE
NACER, CAMINAR, ACEPTARSE
SOÑAR, JUGAR, REALIZARSE
REIR, SENTIR, ABRAZARSE
LLORAR, TEMER, ENOJARSE
SENTIR EN LA PIEL CADA INSTANTE
NOS HACE VIVIR Y MORIR
ES TODO UN APRENDIZAJE

CON AMOR
ROSA

Gaiar dijo...

Pues por aqui comienza el otoño, que dara paso a un invierno frio, para este invierno algunos no estarán, pero espero que les cobije un sitio cálido, lleno de amor, todo el amor que pudieron sembrar.

Susana dijo...

¡Qué hermoso escribes!, me gustaría saber si haces talleres o encuentros para hablar sobre la muerte, es un tema del que me gustaría conversar y aprender. Vivimos en una cultura de exacerbado miedo a la muerte y a la pérdida

Anónimo dijo...

Con la reciente experiencia de perdida de mi madre , me he dado cuenta de que estamos muy mal preparados para afrontar la muerte. Solo las religiones la tienen en cuenta, y que pasa con el resto de seres humanos? Porque no educar a las personas desde un punto de vista no religioso sobre la muerte? Yo he tenido que ir improvisando y creo que no quedo tan mal, pero me asalta la duda: Le habre dicho a mi madre lo que ella necesitaba en esos momentos? La pobre ya no podia hablar la ultima semana, y es precisamente cuando se supo que el desenlace era fatal... en fin...
Un besote!!!
Osvaldo O

Susana dijo...

Alicia: hola, mi correo es susana_ascencio@yahoo.com, por favor contáctate conmigo. Cariños...