lunes, febrero 02, 2009

VIVIR HOY TU VIDA ...






En "El conocimiento silencioso" de Carlos Castaneda, don Juan, el gran brujo yaqui, dice: "Sin una visión clara de la muerte, no hay orden, no hay sobriedad, no hay belleza. Los brujos se esfuerzan sin medida por tener su muerte en cuenta, con el fin de saber, al nivel más profundo, que no tienen ninguna otra certeza sino la de morir. Ese conocimiento da a los brujos el valor de tener paciencia sin dejar de actuar; les da, asimismo, el valor de acceder, el valor de aceptar todo sin caer en la estupidez y, sobre todo, les otorga el valor para no tener compasión ni entregarse a la importancia personal".
En otro momento expresa: "Los brujos dicen que la muerte es nuestro único adversario que vale la pena. La muerte es quien nos reta y nosotros nacemos para aceptar ese reto, seamos hombres comunes y corrientes o brujos. La diferencia es que los brujos lo saben y los hombres comunes y corrientes no".
Este concepto de la muerte como el gran adversario que nos infunde de valor y paciencia para actuar sin entregarnos a la importancia personal o ego-centrismo nos hace ver a la muerte como un maestro que nos saca de nuestro in-consciente escondite y nos abre a la verdad de la vida y del universo.
Reflexionemos sobre ello. Si pensamos que en realidad ignoramos quiénes somos, es decir, cuándo nos preguntan sobre nuestra identidad respondemos con una diversa variedad de elementos que hemos coleccionado con el fin de definirnos a nosotros mismos, por ejem., soy chilena, casada, terapeuta en Constelaciones Familiares, master PNL..etc. Y cuando esas cosas se nos quitan, quiénes somos entonces? Y si, ademas, nos identificamos con nuestro cuerpo y con nuestra muerte. Que sucederá cuando ya no estén presentes, ¿son estos dos elementos “algo” seguros y confiables de nuestro ser y de nuestra identidad?
Para no hacer frente a estas interrogantes, buscamos y exigimos vivir según un plan pre-establecido; por ejemplo, estudiar, trabajar, formar una familia, etc., de manera de vivir de forma acelerada, ocupando el tiempo con responsabilidades y con cosas materiales que si bien son importantes podemos notar que en ese momento no lo son!

En una palabra, si deseamos dejar que la vida nos viva a nosotros y, en cambio, vivir nosotros la vida, debemos empezar por aceptar la muerte como una gran maestra que continuamente nos susurra al oído: "Carpe diem", es decir, vive la vida en el aquí y ahora, ….sin dejar situaciones inconclusas, pues no sabemos que llegará primero, si la muerte o el próximo día.

¿Es esta una visión pesimista de la vida, que nos sume en la angustia y el terror continuos?
Muy por el contrario! Nos permite una vida plena y fluida, pues al no saber en que momento ha de llegarnos el momento último, evitamos por un lado el dejar asuntos pendientes y minimizamos nuestra personal importancia, y por otro lado, buscamos mantener una comunicación plena y sincera con quienes y con lo que nos rodea, expresando en forma continua un profundo respeto y amor por todo y todos.
Al ser conscientes de que nada es permanente, de que como dijera Lavoisier, nada se pierde sino que todo se transforma, despertamos al hecho de que nada es independiente sino que todo es inter-dependiente con todo y todos. Somos in-dividuos pero también estamos en común-unión y por consiguiente, nuestra más insignificante motivación, acción y/o palabra tiene consecuencias reales en todos los niveles del universo y en todos sus tiempos.
Por lo tanto, hemos de vivir en el aquí y ahora, en el momento presente pues el pasado ha dejado de existir como tal, y ahora es parte del presente, y el futuro es algo incierto aunque fecundo y lleno de posibilidades, pero cuya plenitud depende del momento actual; el futuro nace junto con el momento presente y muere con él.

Y así hemos de aprender a ser lo que don Juan llamaba un "hombre de conocimiento", un guerrero espiritual que vive su vida con "impecabilidad".










17 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Bellísimo escrito, Ali!!!

Has resumido una bella visión de la Vida con SENTIDO...

Gracias por compartirlo!!!

Abrazos,

Lidia

jose maria dijo...

Conozco las reflexiones del sabio Carlos Castaneda. Hace un tiempo llegué a la conclusión que nuestro temor a la muerte y a lo que vendrá despues es lo que nos hace aferrarnos tanto a todo lo terrenal, a las cosas y a nuestros miedos internos. Me niego a creer que sólo soy un saco (la piel) lleno e vísceras y huesos (agua en su mayoría) que se comerán los gusanos algún día. Creo que somos algo más, mucho más...
Precioso blog, al igual que el otro que tienes.

PAZ Y AMOR para ti, para todos...

J. Marcos B. dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog vía el de mi amigo Jose Maria y también Jaun Alberto del blog "El Ser" me hablo de ti. Me gusta lo que veo por aquí, y me sonreí al ver que hemos publicado algo similar sobre C.Castsañeda. Lo publique en "Rumbo hacia la Luz" mi otro blog. Volveré por aquí Ali, y te dejo una invitación para conocernos mejor.

Un abrazo!

Marcos.

J. Alberto Faccio Vedani dijo...

Veo que mi Flia. me gano de mano en conocer todos tus rincones ocultos, jajaja, felicidades Ali, veo que voy a tener que leer muchisímo, uffff, jajaja.

Un abrazo.

Alimontero dijo...

Lidia M. Domes, Me alegra mucho te haya gustado y tuviera “sentido”
Gracias a ti por tu presencia amiga…la agradezco mucho..;-)
Un gran abrazo Lidi..

José María,Me ha alegrado mucho conocerte, sinceramente, además que entrando en tu blog pude ver tanto mas, sentir tanto mas.. jejeje, aunque tu dices que eso no lo es todo…y bueno, me abro a otra posibilidad y te sigo leyendo…
La Muerte puede serlo todo… depende como bien vivas…es la unica forma de entenderla…
Muchas gracias por lo generoso que has sido…y coincido contigo que somos mucho mas aún…
En armonía, paz, amor y compasión amigo!! ;-)

J.Marcos,He estado en tu blog tambien Marco, o Juan ¿?...y he descubierto tanto de mucho interés… Repito, encontrarlos a uds ha sido algo sincrónico… ya tu mencionabas acerca de lo de Castañeda.. ;-)
La vida se encarga…y solo la sigo…
Me estoy poniendo al día contigo.. muchas gracias por tus gentiles palabras..

J.Alberto Faccio V., ehhhhhhhhhhhhhhh…pero si han llegado los tres!!! Jajajaj! Que hermoso esto… realmente! Nos hemos re-encontrado!!

Tus vídeos me han dejado fascinada…. Veré si puedo hacer algo así…;-)
Cada uno va aprendiendo del otro y también creciendo, no??
Felicidades por los 4!!! … o sea, yo incluida! Já! ;-)
Con mucho cariño…

Ali

SUSANA VERA - CRUZ dijo...

Mi querida Ali, después, cuando puedas, pasa a http://detallesydulzuras.blogspot.com/ a retirar un regalito que te va a encantar.

Besitos mi niña linda y va con todo cariño

Susana-Agualuna

J. Marcos B. dijo...

Gracias por tu visita y comentarios Ali...volveré...

Beso.

M

REIKIJAI dijo...

Ali...Hola Pasa por mi blog.tienes algo para ti.Besitos.Silvi.

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ali Montero:
Aquí me tienes leyendo y disfrutando con tus escritos. Sabes, siempre he creído que meditar sobre la muerte, aceptarla, aprender a convivir con ella es algo que nos hace fuertes y mucho más sabios. A veces la pérdida de un familiar muy querido, puede llevarnos a los abismos de la pérdida de la fe y de ahí a todas las perdiciones imaginables, pero puede tambien, por el contrario, abrirnos una puerta a la luz eterna, al conocimiento de lo trascendente.
Creo que todos deberíamos estar preparados para recibir la muerte tal y como es su naturaleza, que puede llegar en cualquier momento. Eso sí, entendiendo por muerte, la muerte del cuerpo físico, que es en definitiva, la pérdida de lo más externo e insistancial de nosotros mismos, aunque parezca lo contrario.
Cuando uno es capaz de identificarse con su YO verdadero, la muerte empieza a vivirse de otro modo, Es simplemente una puerta que se cierra, pero que siempre trae consigo una puerta que se abre. Es como la noche y el día. Cada momento tiene sus cosas buenas y sus cosas malas. Lo importante es aprovecharlas. Está claro que el dia es mejor para ir a la playa, por ejemplo, pero está claro que la noche es mejor para dormir, y se puede disfrutar tanto de una cosa como de la otra. Y bueno, lo interesante es saber que siempre detrás de la noche, vendrá la luz de un nuevo día.
Besitos:
Tadeo

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Hola Ali:
Juraría que había dejado un comentario aquí, pero no lo veo, jejeje.

Bueno, te regalo un soneto de mi cosecha. Besitos:
Tadeo

CAMINO DEL CIELO

¿Quién me dice, por Dios, dónde está el cielo?
o al menos un candil que me deslumbre,
no quiero que esta antigua incertidumbre
apague los rescoldos de mi anhelo.

¿Quién cela más que yo lo que yo celo?
¿Quién vive en las entrañas de esa lumbre
que tiene por oficio y por costumbre
dejarme tiritando en mi desvelo?

¿Qué puerta empujaré que se nos abra
y vengan a mi encuentro los abuelos?,
¿qué mágica oración o qué palabra

deshila la madeja de estos velos
para hacerla valer donde se labra
el rostro de esos mundos paralelos?

TADEO

Ejco dijo...

Vivir en el aquí y en el ahora, gran verdad. Un abrazo

Poetiza dijo...

Vale la pena vivir. Muy reflexivo el texto. Te dejo un beso, cuidate.

RAMMSES dijo...

Yo admito que estoy en esa lucha, soy muy racional, tengo un esquema invisible, un plan para ir desarrollando las cosas con el tiempo me di cuenta que eso mismo no me dejaba ser lo que soy realmente.
Así entendí que vivimos y morimos cada día y que la sonrisa hace mas llevadera y sano todo.
Reflexiones para aprender y vernos a nosotros mismos.
Gracias por todo ese cariño Ali, muchas gracias.
Un gran beso y abrazo.

MR BLOG. dijo...

Entrada premiada.

mia dijo...

Gracias ali,ignorante

de mi que desconocía

tan maravilloso

espacio,es una suerte

tenerte como amiga.

endulzas la vida

de quienes te leemos

besos

mia dijo...

Había dejado otro comentario

diciendo lo que tú significas

en el mundo que brega por justicia

paz y libertad,pero al no verlo

diré que tenerte como amiga

es mucho más que una dicha!

Adelante Ali,adelante!

Besos

Wence! dijo...

La verdad precioso Ali, me gusto mucho esta entrada tuya ya q comparto muchas de tus reflexiones. Te felicito, un beso grande!!