lunes, octubre 15, 2007

OTRA OPORTUNIDAD

“Si Dios me permitiera remediar las cosas, si apartara de mi este castigo, yo sería diferente. Cambiaría completamente, apreciaría lo importante de la vida y nunca más escatimaría un “te quiero” o un “te extraño”, disfrutaría los atardeceres, haría una cometa y la elevaría por el cielo azul, mientras siento el aire que roza mi rostro, leería todos aquellos libros que no he leído, caminaría descalzo sobre el pasto… reiría todo lo que callé y viviría la vida, no permitiría que me viviera otra vez, si tuviera una oportunidad!
(Etapas del proceso del morir y experiencias médico-paciente)
Gabriela Fortis – Tanatóloga

Leo este texto de una amiga querida, y me sucede algo fuerte, potente.
Si estoy en esto del Arte de Vivir para Bien Morir es porque hechos de vida y muerte han estado cerca de mí y porque la mirada que tengo sobre ella es diferente, sanadora, y por eso es que deseo comunicarlo a quien le interese.
Mi compañero de ruta, mi marido, la vida le dio otra oportunidad! – y en eso está, agradecido y disfrutando esta oportunidad.
La pérdida de un hermano pequeño, y la muerte de mis padres dejaron huellas que como el mar sobre la arena borró, convirtiendo ese sentimiento de dolor y apego, en un sentimiento de agradecido recuerdo: yo soy la manifestación de SU AMOR por la vida y por ellos mismos. Hoy honro su memoria como de todos aquellos que me precedieron. Me enseñaron el aceptar y agradecer, como dice mi amigo Dedalus disfrutar de las cosas simples, el aroma del pan en las mañanas, el cantar de los pájaros por mi ventana, apreciar y bendecir esos hilos de oro que el sol me regala cada mañana o como cuando viajo y disfruto de los atardeceres en la playa, ver reventar las olas mientras la espuma del mar me salpican la cara ; y si re-leo lo anterior, diría que estoy leyendo bastante, que camino descalza por el pasto y que aún me queda mucho por reír..Tengo la oportunidad, y tú??

La vida y la muerte, la noche y el día, inspirar, expirar, nacer, vivir y morir… es el curso natural de las cosas y yo, soy parte de ello.

14 comentarios:

Evan dijo...

Por qué siempre debemos pasar por un quiebre para darnos cuenta que queremos vivir una vida diferente... y apreciamos tarde los te quiero, los te extraño, o no los decimos, simplemente por que creemos que tenemos la vida comprada y suponemos que siempre hay tiempo para eso.

Me gustan tus reflexiones Ali, gracias por compartilas...

Saludos, buena semana!

Nerim dijo...

Dicen que hay 3 cosas en la vida que no vuelven atrás, que son:
la palabra dada
la flecha lanzada
y la oportunidad perdida.

Sé que mi vida es una única oportunidad y desde que nací no he dejado de luchar por no perderla.
Un beso para ti mi querida amiga.
Nerim

Alimontero dijo...

Querida Evan,los seres humanos, en gran parte, solo entendemos cuando algo nos toca, nos remece,
mientras algo le pase al otro no importa...es a "otro". Nos falta mas compañia con nosotros mismos, mas amor por mi mismo...conexion contigo y tu esencia divina...cuando lo logremos la vida será maravillosa, por lo tanto la invitacion es empezar ya!!
besitos querida!

Mi querida Nerim, simple, clara, precisa y concisa... esa eres tú!!
gracias y bendiciones a tu corazón´querida amiga!!!

Ali

Lidia M. Domes dijo...

He tomado la vida, he tomado a mis padres para poder hacerlo...

A veces pensamos y pensamos y pensamos y es allí donde quedamos atrapados!!!

La vida es energía y palpita en cada palabra y en cada mirada en cada caricia y en cada dolor.

Y, ¡si! la muerte nos acompaña en cada paso, la veamos o no...

Somos tan tercos los humanos que necesitamos tocar fondo para permitirnos disfrutar la vida paso a paso!!!

Muy bello el post,profundo...

Un abrazo!!!
Lidia

Jenipher ® dijo...

UHmmm...


Ali... amiga...

aunque no he pasado por experiencias de enfermedad, o de sentir que estoy cerca del "final", creo que he vivido gran parte de mi vida así... sin desaprovechar todo las cosas hermosas de la vida, ey este DoN de la PaLaBRa que tenemos... que podemos decir de CoRaZóN lo que sentimos por otros... y cuando llegan de improviso las despedidas, sientes gran alivio de haberlo dicho todo... de haber hecho todo...

Es tan rico vivir así...
que llega la noche, y sientes que no te faltó nada...


te quiero Ali... =)

Alimontero dijo...

Querida Lidia, gracias por tu tu compañia, la agradezco sinceramente y me estimulas...un abrazo andino para ti!

Mi linda Jenipher, yo tambien te quiero...gracias por estar cerca, me haces bien...
un besote, con aires andinos..

Ali

Dédalus dijo...

Gracias, Ali. Gracias por la esperanza que transmiten tus palabras que, a fin de cuentas, son un pequeño canto a la vida.

Un beso. Te veo estupenda.

Ana R dijo...

La muerte forma parte de la vida .Y la vida es un tránsito ...Para mi lo más importante de ella es el presente y esas pequeñas grandes cosas que conforman cada momento irrepetible.

Un abrazo .Y gracias por tus palabras en mi espacio

Martha dijo...

Ali:

Ultimamente no he comentado mucho, pero eso no significa que no te siga leyendo y sobre todo que no siga aprendiendo de tus textos tan llenos de enseñanzas para todos nosotros.

Saluditos y un abrazo.

Que tengas bonito fin de semana.

Ejco dijo...

Tal como pienso ahora, no quiero esperar a que la vida me de una lección para disfrutar, que ya me ha dado alguna que otra. Quiero disfrutar de todas esas cosas que no valoramos lo suficiente, y es lo que intento día a día pues cualquier día puede ser el último. Supongo que yo no quiero esperar a la oportunidad que no sé si llegará, sino vivir ahora lo que me ofrecen.

©Claudia Isabel dijo...

Hola, soy la misma claudia Isabel que hizo algunos comentarios en el blog de "Mucha", sobre cierto machista errante que anda por allí.
En cuanto al tema que exponés, te cuento que hay un escrito en el que figura como autor Borges, pero que no lo es, de todos modos es muy interesante porque resume un poco el tema que tratás, se titula: "Si pudiera vivir nuevamente mi vida", es bastante extenso, si ponés el titulo en un buscador te aparece enseguida...leelo porque te va a gustar.
Besos.

reikiaduo dijo...

Un amago mío, nada tonto, ante una pregunta real de una persona muy enferma:

-¿Qué puedo hacer?

-Disfrutar

-Pero ¿cómo puedo disfrutar si ves que me estoy muriendo?

-¿Estas vivo ahora?, pues disfruta mientras dispongas de un aliento

Gerardo Omaña dijo...

Y es que somos la unión perfecta sin alas rotas todavía.
Somos almas en llamas al desnudo
que buscan perpetuarse en infinitos azules
sin espacio ni tiempo como puntos luminosos,
en el inmenso universo tuyo y mío.

Un beso para tu alma.

Alimontero dijo...

Gerardo, gracias por tu presencia y profundidad en tus palabras,
besos a tu corazón,
Ali