lunes, mayo 22, 2006

¿Qué sabemos de la muerte?


En esta ocasión Ramiro Calle escribe acerca de la muerte.

"Sabemos algunas cosas muy ciertas sobre la muerte en sí:
- Es segura
- Es irreparable
- Es hoy y no mañana cuando se produce- Es imprevisible - Se muere en soledad, aunque muchas personas permanezcan al lado del que fallece- Nadie puede morir por otro.¿Hemos reflexionado, alguna vez, sobre estas características de la muerte y las hemos dado por más que sabidas? Si realmente tuviéramos lúcida consciencia de que no sólo mueren los otros, sino que también la muerte nos alcanzará de forma irremisible, estaríamos menos afincados en nuestro narcisismo y autosuficiencia, no nos extraviaríamos tanto en vacíos apegos, ni nos permitiríamos estúpidos estados de ánimo. Al contrario, amaríamos un poco más cada instante de vida, descubriendo su grandeza e inmensidad. Si experimentáramos a nivel profundo y revelador (no meramente intelectual) que hemos de morir, concederíamos mayor importancia a lo que realmente tiene valor y no nos perderíamos en tantas insignificancias y trivialidades. Mejoraríamos, sin duda, nuestras relaciones internas y externas, y enfocaríamos la muerte no con pavor o desesperación, sino como un medio para potenciar el vivir cotidiano, expandirnos y ganar la quietud interior.”

Ahora es que me hago la siguiente reflexión ¿cuántas veces hemos escuchados decir ante un diagnóstico de cáncer u otra grave enfermedad, que aprovecharía más el tiempo para sí mismo, para la familia, disfrutar un libro, o la compañía de ese amigo, o correr por el pasto, decir “te quiero” mas seguido y a contemplar la naturaleza?
¿Qué pasa con nosotros, los que permanecemos y acompañamos?

Permanecí junto a mi gran amiga Yone en esta experiencia. En este momento se requiere más que nunca la cercanía, el diálogo, la compañía. El apoyo emocional y la comunicación. Precisamente por ser algo que nos atañe como individuos, necesitamos estar rodeados de afecto. Para mí fue un honor, un privilegio.

Tuvo la experiencia del apego familiar, sus hijos, sus nietos. Vivió la vulnerabilidad de una separación y sus consecuencias. Todo junto. Nunca la vi con la rabia propia de quien recibe la noticia. Aprovechó todos los momentos que tuvo. Estuvo consigo misma, con otros, congregó en amor y perdón. Conversamos, como nunca antes, acerca de lo humano y de lo divino. Me di cuenta que hasta yo percibí el mundo diferente desde su perspectiva. Gran regalo, fuerte experiencia. Llegó a sentirse una privilegiada al saber la fecha de su fin por esta vida “sé que la muerte esta cerca de mí, es mi ventaja en relación a muchos”: tengo tiempo, el necesario- fueron sus palabras. Y lo tuvo…

Mi pregunta, ¿que harías tú ante esta noticia?


HOY ES UN BUEN DIA PARA VIVIR, PERO TAMBIEN PARA MORIR.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recomendaron este blog. Que buena idea Alicia! Te felicito por el coraje y la fuerza que hay que tener para hablar sobre un tema que ha movido a muchos por tantos milenios.El solo hecho de plantearlo es un buen comienzo y la forma en que lo estás haciendo es muy asertiva.
La muerte, cuánto se habla de la muerte!. "Evitemos la muerte"- se lee y escucha, "aprendamos de la muerte y vivamos" dicen otros, enfrentésmola!- los más osados. Estamos muriendo a cada instante. Efectivamente cambiamos las células casi en su totalidad, como planteas. Entonces es imposible seguir siendo la misma persona. Pero lo hacemos y persistimos. Podríamos estar conscientes de eso y darnos permiso para SER lo que añoramos. Y dime, una relación, una conversación, una emoción muere al nacer otra, y así...Cuántas rosas caen del rosal, y está triste por eso? dejó de ser rosal? La lluvia cubre una ciudad, o una tormenta, luego los rayos del sol y el arcoiris....mueren los instantes, porque otros momentos son los que vienen. Vivir es a morir, para renacer.
Adelante Alicia!
Jean C.

Anónimo dijo...

Querida Alicia, cuanto gusto me da saber de ti!!!! ¿sabes que teníamos la posibilidad de conocernos personalmente???? cuando estuviste en Bs.As. yo también estaba, pero tenía una agenda tan ajustada que no pude avisarte para encontrarnos, asi que otra vez será.
Me parece una exelente idea la de tu blog sobre la muerte ¿te conté que cuando salí de moderador de la lista la primera vez, fué porque tuve cáncer??? en ningún momento me preocupó que podría morir, tanto en la operación como por el cáncer, gracias a Dios estoy completamente restablecido, pero mientras estuve internado y mientras me llevaban a operar, no tuve miedo porque me sentía muy protegido por el mundo espiritual, estaba como dentro de una cápsula de paz, en donde nada me procupaba, puesto que la muerte no existe, solo es un paso de una vibración a otra o dico en modo más simple, de un mundo a otro mundo, no hay que temerle a la muerte, tampoco al dolor, porque es la forma de pagar las deudas kármicas y renacemos limpios y radiantes al nuevo mundo espiritual.
Con el afecto de siempre, te envío un abrazo desde mi corazón.

Carlos Garcia

Anónimo dijo...

Creo que lo único que tenemos asegurado es la muerte, nadie puede "saltarse" ese estado, por lo tanto es muy importante que todo lo que hagamos antes de ella debe ser de calidad. Sentirse bien con lo que somos, hacemos y pensamos es una manera de acercarse a la muerte con toda la dignidad que nos merecemos. Que no quede ni tan solo una deuda por cumplir, que estemos limpios y puros para alcanzar ese estado que no conocemos, pero que presentimos y así nos sentiremos "livianos" en el momento de poner la cabeza en la almohada antes de dormir lo que representa de alguna manera una forma de morir un poco.
Maria Eliana Carrasco

Anónimo dijo...

Muy interesante el blog. Lo leí entero y muy pronto voy a escribir mis
reflexiones al respecto, te felicito. Un abrazo
Maria Eliana

Christian dijo...

Me parece cierto que nadie acepta fácilmante la idea de morir, pero creo que esto no se debe a que tengamos un juicio sano, sino a que estamos "dormidos", a que a través de los años, desde que vinimos a este mundo, hemos sido desconectados de la realidad de lo que significa la muerte.
También me parece cierto que no aceptamos con alegría la idea de la completa y absoluta extinción de nuestra persona, porque ese juicio parte justamente de nuestra "persona", de nuestra "máscara social" , aquella que se afana por ser trascendente y que en realidad no lo es, aquella que justifica y defiende a cada instante el propósito y valor de nuestra vida enraizándose y apegándose cada vez más a ella.Y es que no estamos conectados con lo verdaderamente trascendente en nosotros.

A mi paracer, este ha sido y es el mensaje de todos los maestros : !despierta!, conéctate con lo que en realidad eres...solo así podremos aceptar la muerte y hasta abrazarla con alegría.

Entonces y éste es uno de los objetivos del Arte de Morir, queda la pregunta : ¿Cómo prepararnos, qué podemos hacer para ello?
Hay diversos caminos, diversas formas...no nos quedemos atrapados en las formas..

Christian

Anónimo dijo...

Hola, deseo cooperar con este aporte que es interesante, ademas cooperar con un link:
http://weblog.educ.ar/espacio_docente/filosofia/archives/001074.phpLa muerte de un ser querido: ¿qué hacer? ¿qué evitar?
Marisol Muñoz-Kiehne, Ph.D.
¿Qué ayuda si estamos Penando la Muerte de un Ser Querido?:
. Actividades: lecturas inspiradoras y confortantes, escribir cartas o en diario, contemplar o practicar arte o baile, ejercicio, pasatiempos, orar, meditar
. Buscar apoyo: hablar con seres queridos, líderes religiosos o espirituales, profesionales de consejería o psicoterapia
. Cuidado personal: nutrición, descanso
. Desahogo: hablar, llorar, lamentarse
. Paciencia: hacer tiempo para penar, permitir tiempo en el día, la semana
. Conciencia: al manejar las energías, emociones, tiempo
. Tolerancia: al desorden y la confusión, las emociones fuertes y desagradables, permitirnos llorar, desahogarnos, tomarnos pena por un tiempo; entender y aceptar que toda reacción emocional es posible, y que el expresar los sentimientos es importante
. Establecer prioridades: primero lo primero
. Servicio: ofrecernos a otros, o a causas significativas
. Honrar al difunto: actividades significativas, conmemorar la pérdida a través de ritual, ceremonias, o símbolos
¿Qué ayuda cuando un Ser Querido está Penando una Muerte?:
. Le tememos al dolor, propio y de los demás, por eso evitamos personas y situaciones relacionadas con pérdidas
. En tiempos difíciles reconocemos los verdaderos amigos de los que no lo son
. Apoyar, consolar por medio de acompañamiento
. Ofrecernos a escuchar o participar en actividades significativas
. Servir de testigo
. Tolerar el desorden y la confusión, las emociones fuertes y desagradables
. Ser de confianza, no juzgar, escuchar, estar presentes de alguna manera
. Contacto físico, el abrazo; el calor humano es ungüento para las heridas
. Darle permiso para penar la muerte
. Hacer contacto, preguntar qué podemos hacer para apoyar o ayudar
. Asistencia práctica (ayudar con la comida, limpieza, mandados, cuidado de niños)
. Gestos que comunican estoy pensando en ti, mis buenos deseos y oraciones están contigo
. Seguir las señales del otro, no imponer nuestras creencias e ideas
¿Qué Evitar cuando nosotros o nuestros seres queridos Penamos por una Muerte?:
. Forzar la alegría
. Culpar, a nosotros mismos, a otros, a Dios
. Atascarnos en los "Sin tan sólo."
. Precipitarnos a reemplazar lo perdido, forzar la recuperación
. Adormecernos con adicciones (bebida, drogas, comida, compras innecesarias

Anónimo dijo...

¿Que es la muerte?
La vida nos lo muestra momento a momento, somos incapaces de
aceptarlo. El momento anterior....donde está..?
El Francisco de hace unas horas ,,,donde está ?...que queda de ese
Francisco mas que sus recuerdos en mi mismo , mi recuerdo en los
demas , y el resultado de mis obras?.
Solo existe el presente eterno de Francisco , un momento que va
repitiéndose ahora,ahora,ahora...y que lo único que deja a su paso
son impresiones en la mente de los demás ...buenas o malas, según
cada uno...
No hay nada mas claro que el principio de mi muerte fué mi
nacimiento.
En ese momento empezó mi propia muerte.
Entiendo entonces de una forma vital y propia aquello que tantos han
dicho ... que la vida y la muerte son las dos caras de la misma hoja
de papel, inseparables ....llegas al final de la hoja de la vida y
al girarla encuentras la cara de la muerte.

Nadie me enseñó a leer con el lenguasje de la muerte, así que no se
lo que está escrito en la otra cara de la hoja de papel.
Eso me asusdta un poco , porque negarlo.

No me queda otro remedio que aprender ese lenguaje si quiero saber
que está escrito ahí, o bien, pasar por ello como un analfabeto, que
aunque no conoce los signos que le permiten leer ...pasa por
cualquier momento igual que yo...

La dificultad desde luego es mayor, y eso me hace pensar que quizas
deba intentar aprender ese nuevo idioma, aunque en realidad se que
de una forma u otra sobreviviré....jejeje....en este caso
sobremoriré al trance.

Nací y mucha gente se alegró por ello ....sin pensar que un día
Francisco al igual que tantísimos antecesores mios o todos mis
cohetaneos desapareceríamos,y...entonces habrá
tristeza?.,,seguramente, aunque yo personalmente doy gracias a ....(Dios)... por haberme
permitido compartir unos momentos con todos los que hemos coincidido
en esta parte de la muerte (la vida)...y a los que de otra forma no
hubiese conocido.....

Un abrazo

Francisco

Henry Chinaski dijo...

Hace poco le diagnosticaron leucemia a mi prima y hace 2 dias asesinaron a una amiga, debido a eso y otras cosas mi animo ha estado por los suelos ultimamente pero este post tuyo realmente me hizo reflexionar y creo que me levantare de esta silla con una sonrisa y una actitud mas positiva.

gracias : )

sintomas del cancer de colon dijo...

no es algo que deba asustarnos