sábado, julio 16, 2011

NI SOMBRAS








Lo ridículo es no parar de hablar de la muerte, de la que lo único que sabemos es que es y está. La muerte no existe, me digo muchas veces, recordando la de cada uno, la de todos ellos: simplemente se deja de vivir. No hay una "Dama del alba", ni un Segador de Guadaña, ni un jugador de ajedrez; ni ese ángel que esculpen sobre algunas tumbas con el dedo puesto sobre lo labios. Pide silencio. No le hagamos caso: es solo un mármol hecho por un hombre y una superstición. No queremos callarnos... No hay Mas Allá, no hay fantasmas, ni sombras ni nada. Ni Infierno, ni Juicio Final, que son un par de horribles canalladas para atarnos al miedo... No hay ni siquiera ese "se" impersonal. La Nada, que es una imaginación, tan absurda como el Todo.

11 comentarios:

Isabel dijo...

Hola Ali, normalmente no pienso en la muerte, y no me preocupa demasiado, siempre que cuando me vaya, sepa que he cumplido con mi cometido en esta vida, me gustaría dejar una huella de buen ser humano entre los mios y las personas que me han conocido. Un beso

mis letras dijo...

Discrepo con el autor, ya que lo citaste Ali. Por motivos personales que no es para ponerlos en un comentario,tan solo brevemente diré que somos energía, y la energía no muere nunca, se transmuta, está demostrado científicamente. A mi no me da miedo la muerte física, es un pasaje que traemos sacado desde el día que vinimos. Y como buena agnóstica, estoy por encima de las religiones y los miedos, si creo en un Ser Superior, de enrgía, de amor, que no nos juzga continuamente, somos nosotros quienes nos juzgmos. Me interesa ser cada día mejor conmigo misma, para poderlo ser con los demás, ayudar, ser útil y no espero nada a cambio, lo hago por mi misma, por echarme a dormir tranquila según mis principios. Bueno me salió casi un post en vez de un comentario, lo hago desde el respeto que le tengo a todos piensen como piensen. Un fuerte abrazo.

Silvia García dijo...

"Siempre he oido decir que quien se ejercita en el arte de vivir, camina por el desierto sin evitar rinocerontes y tigres, y pasa entre los ejércitos sin coraza ni espada.
LA MUERTE ES UN PROBLEMA PARA EL QUE NO VIVE. Tao Te Ching.
Un abrazo
Silvia

josé dijo...

somos dueños de nuestra propia muerte que no tiene plazos y acepta los lìmites que les imponemos. Segùn vivamos serà el dìa y la calidad del asalto final de la nada. Saludos Ali.

Mª Jesús Verdú Sacases dijo...

Yo también creo que no hay nada pues todo es pura evolución, transformación

Alejandro Kreiner dijo...

A partir de la mitad de nuestra existencia morimos un poco todos los días. Las personas que les queda poco tiempo de vida no tienen miedo a la muerte.

Saludos.

Homero dijo...

me encanta tu blog y este tema en especial.
La muerte es el mayor negocio de la historia de la humanidad. Mejor dicho, lo que hay detrás del muerte.
Aun no pienso en ella, intento ser racional, pero me dicen que con la edad la recionalidad se irá perdiiendo en favor del temor.
Nunca me acuerdo del autor, era un agnóstico convencido. Su mujer cuando se iba a morir le dijo, arrepientete y reza conmigo ( o algo así ) .. y el contento.. Ya me perdonará dios, que por algo es su oficio"

Abril Lech dijo...

La VIDA no puede morir...

Rosa Sánchez dijo...

¡Hola, Ali!
Bonito texto que habla del miedo a la muerte que nos han inculcado creencias y tradiciones.
Pero, ¿cómo dice el autor que no hay "Más Allá"? ¿Qué forma de definir es ésa al mundo espiritual?
La vida es el espíritu, no la realidad material que vivimos y a través de la cuál nos manifestamos físicamente.
La muerte existe, pero sólo para nuestra parte material. El espíritu no muere nunca, sólo necesita a la materia para purificarse.

¡Gracias por dejar tu hermosa huella en mi blog! ¡Besos enormes!

kikomel dijo...

la muerte tambien tiene su propia felicidad, la injusticia de la vida la trunca y se corrompe a si misma utilizando a los humanos a crear falsos sueños que compiten con la propia muerte.
no hay nada.
kikomel.

kikomel dijo...

la muerte tambien tiene su propia felicidad, la injusticia de la vida la trunca y se corrompe a si misma utilizando a los humanos a crear falsos sueños que compiten con la propia muerte.
no hay nada.
kikomel.