miércoles, enero 05, 2011

EL APEGO


DEJAR IR



Me amas a mi o mi amor por ti.. ?
- Nemer Ibn El Barud
Si nada tengo, nada puedo perder

- Anthony de Mello

En toda relación hay amor y apego
. El amor es entrega, libertad, crecimiento; el apego es dependencia.
Cuando alguien amado muere entra en crisis el apego.
Sentimos, entonces, que hay algo que perdemos y es porque, en gran medida, fundamos nuestra felicidad en depender de otra persona. Olvidamos que somos seres libres que debemos realizar nuestra vida sin interferencias y sin estar atados a ilusiones y temores.

Apego significa miedo a perder a quien me ama, me protege y de quien, en cierta medida, dependo. Porque si se va o muere siento que me quedo desamparado, a la intemperie de la vida.

Anthony de Mello dice, al respecto:
“Como no tengo miedo a perderte, pues no eres objeto de propiedad de nadie, entonces puedo amarte así como eres, sin deseos, sin apegos, sin condiciones, sin egoísmos ni querer poseerte.”

De modo que ante una muerte inesperada uno debería poder pensar: "Si te mueres, aún sin despedirte, estoy preparado a decirte adiós porque es tu vida, es tu muerte , es tu camino. Si mi apego hacia ti entra en crisis, el amor se fortalece, porque sólo es inmortal el amor que se sustenta en la libertad. Los apegos nos hacen vulnerables".

Después de todo, "...es que no puedo echarte de menos porque estoy lleno de tí. Si no estoy lleno de ti es porque no te amo, y si me domina el apego no te dejo partir en tu viaje, a causa de mi egoísmo y mi temor de orfandad."*

La ley psicológica es que cuanto más apego más dependencia y más posibilidad de ser dominados, ante la muerte inesperada de un ser amado, por la orfandad y el vacío.
No hay nada mejor para curar el apego que el amor. El amor que no es sólo una palabra, sino la aceptación de que el otro no es mío, que sólo en libertad existe el amor y que debo aprender a dejar partir tanto como a no permanecer mirando la partida. El amor es, no se inventa, es una disposición no un impedimento. Es una fuente que mana agua que fluye no porque tenga adónde ir sino porque no puede hacer más que fluir.


Eduardo Grecco

21 comentarios:

Alimontero dijo...

Al mismo tiempo que nacen al mismo tiempo se muere...es ley de la vida.
Es bueno, conveniente, estar siempre preparados y que el dolor, que es necesario, no cause sufrimiento...ese dolor es por amor, y cuando llega "se instala en el corazón" y tal como llegó, se retira, silenciosamente, porque has comprendido...;-)

Un abrazo en armonía, paz, amor y compasión!

Ali

Erick Bojorque dijo...

Saludos cordiales.
Ali.

Cuando alguien conocido muere...me pregunto:
¿Cuando llegue a mi destino tendré la gracia, la dádiva, de mirar el ciclo y sentirme feliz de lo ocurrido, o, los demás se entristecerán de verme partir sin haber terminado lo iniciado, completamente apegado al ciclo?

Atentamente
Erick Bojorque

ainhoa dijo...

El amor es libertad y lo mas grande que la vida nos da, hay que aprender a querer sin apegos....un fuerte abrazo.

Anónimo dijo...

NUNCA ME TERMINO DE CONVENCER LA EXPRESION "TE QUIERO"(SERAN PREJUICIOS MIOS) , PREFIERO UTILIZAR UNA DE MIMOTRA LENGUA , "T'ESTIME", TE ESTIMO (APRECIO LO QUE ERES).
MUY BUENO EL MENSAJE , ME LO LLEVO AFACEBOOK.
T'ESTIME
suso

Alimontero dijo...

David Bojorque, gracias por tu visita ! ;-)
tus preguntas son interesantes David, sòlo que mi respuesta van con mis creencias, mis valores, y puede que no coincidan contigo amigo, me entiendes?
Además que tu pregunta es intelectual, no enjuicio, sino que la reconozco como tal, y en estas cosas es otra la mirada....la respuesta viene de la mirada del alma, de SU comprensión de su sabiduría ancestral...
;-)
Un gran abrazo, y, nuevamente gracias !

Ali

Alimontero dijo...

Ainhoa, "querer sin apego" es un profundo camino interior, donde el amor junto con el ALMA se reconocen en un estado de libertad, y para eso, el camino interno es arduo y de continuo entrenamiento....
ha sido mi experiencia.

Este tema lo considero muy importante para todos nosotros, tiene que ver con nuestro saber AMAR SIN ATADURAS y no sufrir por lo mismo. Insisto, se aprende.
Saber que ese amor no es de mi posesión...si tomamos consciencia de esto tan relevante, amaremos sin apegos, y podremos despedirnos en paz y en la alegría que nos da el último aliento.

Ha sido un placer volver a saber de tí, gracias!

Ali

Alimontero dijo...

Suso, querido amigo, muchas gracias por tu punto de visto que hago mío también, y no lo llevo a fbk porque no tengo, como tampoco no estoy en ninguna red social....

Un gran abrazo "estimado" para tí!
;-)
Ali

Silvia García dijo...

Ohhhh, que tema!!!.
Que por supuesto no aparece solo cuando el otro muere, se convive mal con el apego y la dependencia.
Y algo sumamente importante que hay que tener en cuenta, el co-dependiente.
Soy media maestra en estas materias, mal por supuesto!!!.
Gracias por permitirme seguir aprendiendo.
Un abrazo querida amiga
Silvia

Ricardo Miñana dijo...

Siempre es un placer leerte.
Pasaba a saludarte y desearte
tengas un feliz fin de semana.
un abrazo.

María Jesús Verdú dijo...

Como siempre, nos obsequias con un sabio texto sobre el amoy y el desapego.
Yo siempre digo que cuanto más desapego, más inmune se es al sufrimiento

DANI dijo...

Hace 15 años, alguien me regaló el libro "Quien puede hacer que amanezca" y escribió en la primera hoja que cada página de ese libro la hacía estremecer.

He tenido la suerte de seguir disfrutándolo a pequeñas dosis durante este tiempo.

Me encanta Anthoni de Mello.

Besos enormes.


PD: Vilanova, eh? se que no es el pueblo con más encanto de la costa Catalana, pero muero por su puerto. Ya sabes, los que nacemos oliendo a mar ya nunca nos podemos desprender de el ;)

piruleta dijo...

porque ya te quiero y aprecio, permíteme q te tutee..
gracias por tus bellas palabras en mi blog, muchas gracias...
Me vinieron bien tus palabras para mi alma serena... gracias otra vez.

el amor es el motor de todo mi mundo, sin él no sería nada...
el amor me hace ver todo distinto, aunque siempre sea lo mismo...
el amor para con mi mujer o un amigo, es lo más grande...
tengo grandes personas queridas a quien quiero y admiro... quizás el amor que se transmite con una palabra o mirada... ya te estoy queriendo y respetando, admirando.
gracias a ti por tu amistad
un beso
lluis

piruleta dijo...

te dije que ya formas parte de mi, y es cierto a ciencia cierta.
bonita es la vida si tienes gente que te quiere y aprecia... gracias por tu amistad...
deleitan ternura tus palabras
deleitan mucho cariño
deleitan allgo vivo y nuevo
un beso sincero
lluis

Alimontero dijo...

Silvia García, Hola amiga querida, la vida se encarga siempre de mantenernos vigentes!! Sin pensarlo comos maestros unos de otros….y así es como vamos en este espiral de la vida.. de la evoluciòn, verdad?

Ricardo Miñana , gracias por tus visitas y comentario Ricardo…bendiciones tengas!

María Jesús Verdú, que cierto amiga: cuánto más des-apego mas inmune se es al sufrimiento!
Gracias!

DANI, BIENVENIIIIDO!! Ese libro es fantástico!! De Mello es algo importante en el camino interno del crecimiento….;-)
El puerto de Vilanova i la Geltrú es fantástico. Lo disfrutamos a mil!!!… además en la casa en la fui acogida ni te cuento…. Uffff maravillosa!., la dueña se merece todas las bendiciones, porque no me conocía, un amigo en común nos relacionó…..;-)

Desde aquí huelo el aroma del mediterráneo… lo amo!!

Ali

Común dijo...

Hola!!!!

El apego no solo es entre personas, están aquellas que se apegan a las cosas materiales, “no es más rico el que más tiene, si no es el que menos necesita”….

Un abrazo de oso.

Anónimo dijo...

lo que yo queria, gracias

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Ali

Qué difícil es superar el apego. El apego a lo material, a las personas, a los objetos, al amor.

Estoy de acuerdo contigo, el Amor verdadero y con mayúsculas es sanación, curación y el mejor maestro que podamos tener.

Besotes.

El que corre con lobos dijo...

Definitivamente me quedo con la frase de Anthony de Mello, porque amar no es poseer, sino entregar. En la entrega no hay apego, ni condiciones, (ni perdida).
Seria preocupante no sentir dolor por la partida del ser amado, a menudo comparable a una amputación. La despedida es un proceso, que si bien implica dolor, tiene su cura precisamente en el amor. Uno siempre puede seguir amando. Lo verdaderamente doloroso es negarse a amar, obstinarse en la añoranza.
Cuando hablamos de "perdida" del ser amado, invocamos de algún modo al arquetipo del perdedor, del fracasado, del pobre de mi. ¿Realmente el valor de todo lo vivido junto a esta persona se ha perdido ? No es una perdida pues, sino toda una "ganancia". Algo al que no hay que aferrarse ni apegarse, pues perdura en el corazón. Lo que pudo ser en un hipotético futuro nunca nos perteneció.



Un abrazo.

Eva Magallanes dijo...

Como decimos en Chile, "al callo", o sea al punto exacto. Hace poco escribía en un post que estoy en una fase de cierre de ciclo y entre los preciados tesoros que me llevo para mi nueva fase està el desapego, haber aprendido más de él, abandonar la dependencia emocional me ha convertido en un mejor ser humano y mi calidad de vida es otra.
Hermoso blog, un gusto haber llegado por acá.
Te dejo saludos fraternos desde elconfin austral

JOSÉ TADEO TÁPANES ZERQUERA dijo...

Querida Ali Montero.
Este texto es magnífico, porque nos acerca a una sabia actitud ante la vida. Nos ayuda a comprender la esencia del verdadero amor.
Estoy totalmente de acuerdo con que amar es entregarse, nunca poseer al otro. Los seres humanos somos como estrellas. Y nuestro libre albedrío nos permite elegir qué tipo de estrella queremos ser. Si una estrella apagada (el que no ama a nadie) una estrella que emite un sólo rayo de luz (el que ama sólo a una persona) un una estrella como nuestro sol, irradiando luz y amor en todas direcciones (el que es capaz de amar a su prójimo como a sí mismo)
Si te amo, y por amarte te poseo y no te dejo libre, entonces te estoy amando condicionado por mis miedos, y mis miedos me llevan a apegarme, porque siento la necesidad de asirme a algo o a alguien.
Debemos aprender a ser libres y a dejar libres a los demás, pero ojo, sin dejar de amar. Pues los hay que por tal de no sufrir, se desapegan de todos. He conocido a personas que no aman a personas y esa necesidad de dar amor la suplen con una mascota, o con cualquier otra cosa.
No olvidemos que aunque todo amor que salga de nosotros es válido, por ser el ser humano, el último escalón de la cadena biológica, y por ser nosotros mismos, seres humanos, tenemos un compromiso especial de amor hacia nuestro prójimo.
Muchas veces ante el dolor que nos produce el amar, sobre todo cuando no podemos poseer el objeto amado, huimos para no sentir ese latigazo en el alma. Pues muy mal. Más que huir, deberíamos aprovechar esa oportunidad maravillosa para corregirnos, aprendiendo a amar correctamente, porque lo que duele no es el amor, lo que duele es la imposibilidad de apegarnos a eso que amamos.
Utilicemos el dolor, y amemos con valor, porque el tiempo de la materia se termina. A partir de 2012, sentiremos más y más como nuestras vidas son llamadas a la espiritualidad y por tanto, la urgencia de amar se nos vendrá encima como un tsunami. Aprenderemos a amar correctamente, sí o sí.
OS AMO.
Besitos:
Tadeo

Barbara dijo...

hola, como puedo ayudar a una persona que ha perdido a un ser amado en forma tragica y por mas q trata no se desconecta, no la deja partir, esta apegado a ella, ya han pasado 2 años. Que me recomiendas para apoyarlo y ayudarlo a superar la crisis del apego?