jueves, agosto 05, 2010

MEDITACION


















Por lo largo que sea el día, no obstante lo cansado que pueda estar, lo severas que sean las demandas competitivas de este mundo, un discípulo no fallará en dedicarle tiempo a la Meditación.
Sant Rajinder Singh Jo Marajah

Lo ideal es temprano, amaneciendo, de lo contrario a la hora que tú puedas darle ese espacio al silencio que es tanto un lugar como una condición.
Es un lugar, porque lo contactamos dentro de nosotros.

Es una condición, porque al contacto con él, entramos en “la paz que sobrepasa toda comprensión”. Cuando se entra en El Silencio, aún así estés en un parque de diversiones, el mundo y todos sus problemas se desvanecen, y cuando se sale de allí, se regresa al mundo con el alma, el cuerpo y los pensamientos renovados y con la sensación de haber estado en la Presencia del Dios de tu corazón y de tu comprensión.

10 comentarios:

Steki dijo...

Amiga del alma, qué lindo y cierto lo que dices. Yo soy muy cómica porque mi espacio para "meditar", si lo puedo llamar así, es insólito. Lo hago donde me pesque. Tal vez si voy viajando en el trayecto al trabajo, a veces leyendo el ho'oponopono. Debería buscarme un horario pero como no me levanto temprano es difícil. En fin, hago lo que puedo, cuando puedo y donde puedo.
Te dejo un besote enooooooorme!
STEKI.

PS: pusiste el reloj! Viste qué lindo que es? Me parece que yo me voy a robar tu frase, jaja. Bss.

Steki dijo...

Fui la primera???

La abuela frescotona dijo...

ES VERDAD, YO SUELO EXPERIMENTAR LO QUE TU DICES.
SALUDOS ALIMONTERO

María Jesús Verdú dijo...

Lo pobraré con la luz del amanecer. Interesante propuesta.
Un placer disfrutar de tu blog en esta mañana de sábado. Te sigo.

Salva dijo...

Un saludo y buenas meditaciones para tí y para todos tus lectores.

Adriana Alba dijo...

Un placer pasar a visitarte.
Tenemos intereses en común, cuando lo desees, pasa por mi espacio.

Abrazos.

Olga i Carles dijo...

Sí cuando amanece es la mejor hora. Te hace penetrar en tu yo más profundo y así el día se fortalece irradiando la luz de Dios.
Te ayuda a estar más en silencio en tu andadura, a la vez que la atención en cada acto se va haciendo posible.


Gracias.

Angelina O dijo...

Hola Ali, vengo a agradecerte tu visita. Me alegra conocerte.
"Meditar es el pan diario del sabio" dice el maestro... Es maravilloso sumergirse cada día en ese espacio interior, a veces venciendo resistencias, distracciones, determinados estados de ánimo, dispersión, etc. Pero el premio es magnífico, la presencia del Ser Real, sencillo y puro, luminoso y radiante como el Sol.

Como Jesús decía, "no sólo de pan vive el hombre"...

Un gran abrazo Ali, encantada de saludarte.

MentesSueltas dijo...

Hola amiga Ali, te agradezco tu comentario, tan calido, como siempre.
Paso a dejar mi mejor abrazo, repleto de energia.

Un beso
MentesSueltas

Aguas Azules dijo...

Hola Ali, hermoso como siempre, cuando lo haces parte de tu vida no puedes dejar de meditar, es parte fundamental de ti, es la forma de conectarte, de sentir, de SER…Gracias un fuerte abrazo. Haaa mi nombre es Adriana Acosta :-).♥♥