jueves, agosto 09, 2007

EN ESE MOMENTO, PUEDO ESCUCHARLO?



No hay nadie que se esté muriendo, ya tenga cinco años o noventa y cinco, que no sepa que se está muriendo. Y la pregunta no es: "¿Le digo que se está muriendo?" La pregunta es: "¿Puedo escucharlo?"Pero si no tenéis problema con la muerte y el morir, si podéis reconocer que esta persona sabe interiormente que está cerca de la muerte, entonces sentaos con ella, tocadla, y decidle: "¿Hay algo que pueda hacer por ti? - o lo que se te ocurra.
- Dra. Elizabeth Kûbler Ross- Fundadora de la Tanatología -

He tenido la oportunidad de estar en esta situación ya un par de veces. Y me ha pasado que la familia no ha podido sobrellevar esta situación y ahí me ha tocado un rol activo maravilloso. Y esto es porque la muerte NO ES TEMA a tratar en ningún momento. Porque se la niega, porque no existe- se la oculta- todos mueren, menos los míos- nos decimos, y ante esta inminente realidad nos afligimos y nos vamos sumergiendo en dolor y pena y nos vemos incapacitados para ayudar.
Lo más increíble es que el enfermo, sea padre, madre, hermana, hijo o hija “lo saben”, y ahí está nuestra labor, la tuya, la de poder acompañar en este proceso tan difícil al cual nunca nos han preparado.
Acompañemos en la tristeza, desde la tristeza, por favor no le digamos: esto pasara pronto y estarás riendo... porque no es verdad..comprendiendo ese momento, la verdad es evidente, y la mejor herramienta es usarla en beneficio de quien la necesita. Ellos lo saben… solo esperan que nosotros nos acerquemos y les preguntemos: "¿Hay algo que pueda hacer por ti?
El saber que se muere es una bendición para el creyente como no creyente porque te da tiempo… tiempo para encontrarse con la familia: con los hijos, familiares cercanos, hasta ese amigo que quedó olvidado….manifestar el amor y recibirlo es lo que ellos esperan.

La familia es un sistema que se rige bajo las leyes del Amor y éste tiene que ser manifestado hasta el último aliento de vida.


"Si practicas la atención a la respiración con asiduidad, cuando llegue el final de tu vida, morirás estando plenamente atento"

15 comentarios:

fiorella dijo...

Asì como hay temas ineludibles y procuramos tomarlos,destriparlos,desarmarlos para hacerlos nuestros,otros son eludibles, no queremos ni verlos,ni mencionarlos,la muerte es uno de esos temas,nos cuesta y como.UN beso

Anónimo dijo...

Me ha llegado tan profundamente lo que has escrito hoy, bueno, no es de extrañarse porque nos interpretas y nos enseñas a muchos.
Pero a raiz de "ELLOS LO SABEN" te cuento que cuando murio mi mamá, ella estaba muy mal, y yo no queria soltarla, por todo eso del apego y egoismo de perder a nuestros padres, pero la vi tan cansada, que le pregunte si ella se queria ir, con el dolor de mi alma, por supuesto, entonces ella movio la cabeza asintiendo.......no me quedo mas que decirle, entonces, descansa.... En ese momento me di cuenta de lo egoista que estaba siendo y que ella queria descansar. Ella se iría pero siempre iba a estar conmmigo. Pero sabes lo mas maravilloso de todo, es que me dejó una segunda Mamá, mi hermana mayor, quien ha sido mi apoyo y mi mejor amiga desde el día que mi madre se fue, hace 6 años. Es la persona mas importante en mi vida, junto con mis dos hijos.
Ali, gracias por todo lo que nos entregas dia dia.
Te quiero mucho.
María Elena

Evan dijo...

Ali, que tema...

Todos mueren, menos los míos eso es lo que siempre pensé hasta el día que falleció mi hermana gemela. De ahí en más cambió mi óptica de ver la vida y la muerte, igualmente por momentos es algo que no acepto... tengo mucho por aprender, eso sí lo acepto.

Un beso Ali, me gusta mucho este espacio, me hace bien leerte!

José Camúñez dijo...

Me dan miedo estos tópicos.
Soy joven y viejo al mismo tiempo.
Todavía no quiero hacer el amor con la muerte, pero mucho menos quiero que lo hagan los míos.

Es terrible, todo es tan efímero...

umatana dijo...

desde pequeñas nos hablaron de la muerte, junto a mi hermana tenemos una familia amplia, longeva, pero erámos las más pequeñas y se vinieron muchas partidas seguidas, en la vida nos enseñaron egoistamente que hay que acumular riqueza, llegar a viejo para morirse rodeado de gente y cosas, tengo buen dialogo con ella, y no elegí las riquezas sino que tratar de enriquecer a otros, buena conversación para ver también las muertes que tenemos a diario, el desapego egoista de la vida de otros, y nuestra propia preparación.

saludos
Alejandra

TEA CUP CLUB dijo...

Yo hablo de la muerte con mis hijos principalmente, pues no somos eternos, ellos tienen que estar preparados para recibirla en cualquier momento, aunque ella vive con nosotros, en nuestro cuatro costados, ella solo espera como un animal esperando por su presa. Mucha gente no le gusta hablar de ello porque? si es parte de lo que un ser humano va vivir, ademas creo mil veces que hay vida mas aya de la muerte. Le temo, si le temo!!! porque la vida es tan linda de vivir, con todas sus bellezas y desaveniencias pero es lindo vivirla, y la muerte ni siquiera pensar en ella, si no estas muriendo cada segudno de tu vida y mejor ya cuando Dios lo decida sera, ACUERDATE QUE TODOS TRAEMOS FECHA DE EXPIRACION, como dice mi padre, jajajajaj

Un beso me encanta tu blog

Una tacita de te?

Veronica

Gerardo Omaña dijo...

CUANDO TU YA ESTÉS MURIENDO

Estaré allí para escucharte
para que sepas que a tu lado
puedes contar conmigo.

Para que tiendas tu mano febril junto a la mía
y yo te devuelva una sonrisa.

Tu tristeza será mía y tu lo sabes...asi que dime,
Que puedo hacer por ti para yo hacerlo.

Entregame ese amor que el mío es tuyo
y dejame quererte en tu partida.

Recibe un beso en tu alma.

Aguas Azules dijo...

Es un tema difícil, sin embargo siempre lo he hablado con mis hijos, con mucha naturalidad, incluso desde hace años pago un seguro funerario para mi y mis dos hijos, mucha gente a mi alrededor se horrorizo de esto, pero yo siempre conteste es lo más seguro en la vida, no estoy esperando que pase todavía, pero ahí está.

Un abrazo, me encanta este blog, es completamente distinto y nos enfrenta con nuestra realidad.

Agustin dijo...

Hablamos de tantas cosas ahora, en estos tiempo nuestros, pero dejamos este tema en particular a un lado, por temor, por recato, o por muchas cosas. Es dificíl, muy dificíl a veces.

Arbillas dijo...

Según te estaba leyendo me estaba invadiendo una tranquilidad que es difícil de explicar.

Es la primera vez que te visito y me llevo una sensación de respiro. No me preguntes el porqué.

Quizas hoy no te conteste al tema de la muerte, no esperaba encontrarlo.

Te doy la razón en que yo sí que quisiera saber que me muero, porque sí que quiero despedirme y prepararme.

Hace un año, en un accidente de tráfico, salí viva y solo sentia el dolor de si me hubiera pasado algo no tenia nada preparado para los demás.

Quizas no hay que esperar a la muerte para saber que estamos o lo que perdemos.

Un abrazo.

alma dijo...

Hola,
justo en estos días una amiga me habló de esta autora hasta el momento desconocida por mí. Tambien me he acercado al tema através del lama Tenzin Wangyal, con el yoga de los sueños. Algo que en el Tibet se usó para ayudar a comprender el tránsito de un estado a otro.

un abrazo.

alma.

Matessa dijo...

El año pasado le dije adiós a alguien muy importante en mi vida. Y a pesar de creer que el golpe de la muerte sería terrible no lo fue.
No lo fue porque ella se pasó 10 años preparándome para su muerte.
La muerte es amiga, una que me espera a mi y a todos, y hay que verla asi. Sin miedos.
"Descubrir" tu blog ha sido muy bueno.
Saludos

Martha dijo...

Alicia:

Tal como te lo he dicho en otras ocasiones, admiro mucho el trabajo que tu haces, y si hubiera mas personas que visualizaran el proceso de morir como algo tan natural como la vida misma, las cosas serian muy diferentes.

Por otro lado, ayer me acorde de ti, porque fui a un centro comercial y tenian el libro de la doctora Elizabeth Kubler Ross.

Saludosss!!!!

Amor dijo...

y gracias a dios, ali, no solo la familia se rige por esas leyes, a menudo las amistades y las de los que nos hemos conocido por este medio también se rigen por mis leyes:
amor

;-)

Camilo dijo...

Qué más se puede añadir? Que dentro del vivir bien debe estar el despedir bien. Yo aún no me he despedido de nadie y estoy un poco preocupado. Gracias por tus palabras.