sábado, junio 09, 2007

MIEDO DEL EGO A LA MUERTE

El miedo parece tener muchas causas: miedo a la pérdida, miedo al fracaso, miedo a que nos hieran, y así sucesivamente; pero, en definitiva, todos los miedos pueden resumirse en el miedo del ego a la muerte, a la aniquilación. Para el ego, la muerte siempre está a la vuelta de la esquina. En este estado de identificación con la mente, el miedo a la muerte afecta a todos los aspectos de tu vida.
Por ejemplo, algo tan aparentemente trivial y «normal» como la necesidad compulsiva de tener razón en una discusión y demostrar que el otro está equivocado —defender la posición mental con la que te has identificado— se debe al miedo a la muerte. Si te identificas con una posición mental y resulta que estás equivocado, tu sentido de identidad, basado en la mente, se sentirá bajo una seria amenaza de aniquilación. Por tanto, tú, como ego, no puedes permitirte estar equivocado. Equivocarse es morir. Esto ha motivado muchas guerras y ha causado la ruptura de innumerables relaciones.
Cuando dejas de identificarte con la mente, el hecho de tener razón o estar equivocado es indiferente para tu sentido de identidad; de modo que esa necesidad compulsiva, apremiante y profundamente inconsciente de tener razón, que es una forma de violencia, deja de estar presente. Puedes expresar cómo te sientes y lo que piensas con claridad y firmeza, pero tal expresión no estará teñida de agresividad ni actitud defensiva. Tu sentido de identidad deriva entonces de un lugar más profundo y verdadero dentro de ti, no de la mente."
- Eckhart Tolle -


Los seres humanos le tememos a dos cosas, fundamentalmente; a la falta de amor, al temor de no ser queridos y a la muerte.
Te comparto este texto del autor del libro El Poder del Ahora, que me corrobora lo que aquí expongo.
Deseo compartirlo contigo con el propósito de ver qué sentido te hace.
Tenemos que revisarnos constantemente para ver cuán vivos o muertos estamos!


"Si practicas la atención a la respiración con asiduidad, cuando llegue el final de tu vida, morirás estando plenamente atento"

10 comentarios:

fiorella dijo...

Leer tu blog es un bàlsamo, es volver a leer lo ya leìdo, aquello que a veces se olvida o no se quiere recordar.Gracias por este espacio.UN beso

Nerim dijo...

Como dice Fiorella, leerte es un balsamo y aparte uno aprende mucho de si mismo y yo he aprendido que no es que le tengamos miedo a la muerte, yo creo más bien, que lo que tememos es que el mundo siga adelante sin nosotros.
Un beso
Nerim

Alicia Montero C. dijo...

Hola Fiorella y Nerim, mujeres lindas! me siento tan contenta con la visita de uds porque si hablar de la muerte dejó de ser tabú, y llegar aquí es un bálsamo quiere decir que el objetivo se va cumpliendo.
Reitero que me escucharán decir una y mil veces lo mismo...porque muchos siguen aun por la vida "dormidos"...y de pronto, tras un quiebre en la vida, se dan cuenta que han estado "muriendo" a la vida en vez de ir por ella de fiesta. Es verdad que existen cosas feas...y cuál es tu actitud?..vivir desde el lamento, o aprovechar esa experiencia para darnos cuenta de lo bello que aun tenemos?
Gracias por vuestra visita, ... la proxima las espero con un rico vino, que tal?
besos,
Ali

Vidal dijo...

Teşekkür ederim, Gracias.
Como anillo al dedo.
Un saludo.
Vidal

Alicia Montero C. dijo...

Estimado Vidal, te doy una afectuosa bienvenida y saber algo mas de ti!
cariños
Ali

Cristina Fornés dijo...

Cuando falleció mi abuelo, mi padre nos llevó al velatorio y después al cementerio. Cuando depositaron el féretro en la fosa, hizo que mi hermano y yo nos acercáramos, y que fuéramos los primeros en arrojar unos puñados de tierra. Luego dijo: "Miren, miren muy bien, y nunca lo olviden, allí va a parar todo el orgullo del hombre. Frente a la muerte no hay ni rico ni pobre, la muerte nos iguala."
Los tíos y otros adultos presentes lo criticaron duramente. Mi hermano tenía 5 años y yo 7.
Nosotros ya vamos para viejos, nunca lo olvidamos, nunca le temimos a la muerte y no sabemos lo que es tener desprecio o prejuicio contra otro ser humano. Gracias a Dios y a mi padre (que en ese momento fue su instrumento) hemos vivido libres de esas cargas.
Ha sido un gusto conocerte, Alicia, aunque en algunos aspectos estamos en las antípodas. Volveré.

Alicia Montero C. dijo...

Querida Cristina, muchas gracias por tu testimonio... mis puertas estan abiertas... la diversidad es parte de este espacio.
Bienvenida!!
cariños para ti!
Ali

Alicia Montero C. dijo...

Querida Cristina, muchas gracias por tu testimonio... mis puertas estan abiertas... la diversidad es parte de este espacio.
Bienvenida!!
cariños para ti!
Ali

ricardo villavicencio dijo...

Interesante contenido.
Una vez leí en un libro llamado "la personalidad del maestro"que se referían mucho a esta relación del ego y el temor a morir.
Nunca han sentido que van al médico con miedo a que les encuentren algo y que piensan que peligran en morir?.
Y mientras tienes esa espera ruegas e imaginas como mejoraría tu vida y las decisiones que tomarías si estás a salvo?.
Bueno ahí radica mi incognita, como es que uno o va muchas personas siempre nos pasa que soñamos una segunda oportunidad o casi otra vida paralela para tomar decisiones tememos al tomarlas en este presente?.

saludos!

ricardo villavicencio dijo...

Interesante contenido.
Una vez leí en un libro llamado "la personalidad del maestro"que se referían mucho a esta relación del ego y el temor a morir.
Nunca han sentido que van al médico con miedo a que les encuentren algo y que piensan que peligran en morir?.
Y mientras tienes esa espera ruegas e imaginas como mejoraría tu vida y las decisiones que tomarías si estás a salvo?.
Bueno ahí radica mi incognita, como es que uno o va muchas personas siempre nos pasa que soñamos una segunda oportunidad o casi otra vida paralela para tomar decisiones tememos al tomarlas en este presente?.

saludos!