sábado, mayo 19, 2007

EL TEMOR DE MORIR

Conozco al Dr. Carvajal, médico colombiano que a través de la Sintergética da una mirada nueva a la medicina actual. El ser humano tratado holísticamente:cuerpo, mente espíritu. La enfermedad es la manifestacion, es consecuencia de algo que está en des-armonía con nosotros, la Sintergética te lleva a buscar la causa y sanar desde ahí, de tu emocionar, de tu campo mental y etérico.
Este artículo, el temor de morir, me ha sido enviado a mi correo para ser posteado en este blog. Agradezco a Sintergética por este envío.
Dos emociones básicas dan colorido a nuestra vida: el amor y el temor. Así como la ausencia de la luz genera la sombra, la falta de amor es la madre del temor. El amor afianza al interior la confianza, de la que nace el sentimiento de seguridad. En esta seguridad nos autoafirmamos, nos reconocemos, nos amamos.
En el amor, las emociones destructivas se disuelven: con una pizca de ese amor, que en nuestro corazón es alegría, ninguna emoción se queda retenida, y por la misma razón no asume características destructivas. El temor puede ser el de perder, el de no dar la medida, el de no ser queridos. Todas esas variedades de temor están relacionados con un temor mayor: el miedo de morir. Sin embargo, la posibilidad de morir con alegría, esa muerte digna de quien vive el final de sus días como un nuevo amanecer, nos lleva a replantearnos la creencia de la muerte como el final de la vida. Se muere el cuerpo, es cierto, pero cuando reducimos la vida a la dimensión del cuerpo, terminamos creyendo que al morir el cuerpo se acaba la vida.

Y es que el miedo de morir, que es el padre de todos los temores, parte de esa confusión de la vida con el cuerpo. Sería sin embargo absurdo, que más de quince mil millones de años de evolución terminen para nosotros cuando muera nuestro cuerpo.

En una óptica religiosa se considera la continuidad de cada vida en la gran corriente de la Vida Una. Si sólo pudiéramos vislumbrar que la conciencia trasciende al cuerpo - como lo intuimos por los relatos de aquellos que han sobrevivido a la experiencia de una muerte clínica - cambiaría nuestra cultura de la muerte y se llenaría de un sentido trascendente nuestra vida.

Si ya no existe esa muerte concebida como un final, eso que hoy creemos que es la muerte, sería sólo la desaparición de la forma o la apariencia. Es como si la vida entonces fuera el viaje de la conciencia. El hecho de confundir la vida con el cuerpo nos ha llevado a confundir el músico con su instrumento. Lo cierto es que el espíritu es música, el alma es el músico y el cuerpo el instrumento. Cuando se destruye el instrumento, no desaparece el músico ni la música, aunque ya no los podamos escuchar.

La principal estrategia para vencer el miedo de morir es saber de veras, que la vida no termina, que a la vida no se le puede poner precio, que para vivir no es necesario agotar la copa del placer hasta el dolor, y que el amor no se acaba con el cuerpo, porque el viaje del espíritu que nos habita es un viaje eterno.

Comprender científicamente la muerte cambiaría nuestra vida de tal forma, que incluiríamos la muerte, al igual que el éxito y el fracaso, en el presupuesto de nuestra existencia. Otra cultura de la muerte nos haría a todos comprender que no se mata la vida porque la vida no es el cuerpo. Si supiéramos de veras que la vida es mucho más que un cuerpo no le pondríamos precio, no existirían ni chantajes, ni extorsiones, ni secuestros. No lucharíamos tanto contra la enfermedad y aprenderíamos sus lecciones, para sanarnos desde adentro. Si supiéramos que este cuerpo es un precioso instrumento del alma en su tarea de aprendizaje, de seguro que estaríamos más contentos disfrutando de él como el viajero que disfruta de la embarcación en que navega por el océano de la creación.

Admitir que la vida es sólo una consecuencia de un cierto ordenamiento crítico de moléculas, es como creer que las personas que vemos en la pantalla del televisor son sólo consecuencia de los cristales líquidos o del movimiento de los electrones. Existe alguien que por nuestros ojos mira, alguien que nos habita y toma posesión de nuestro cuerpo cuando nacemos, alguien que emprende el viaje de regreso cuando morimos: es el Alma, el músico, el intérprete de ese precioso instrumento que es el cuerpo. Vivida desde el alma, la muerte no es nada más que una transición, el proceso a través del cual la crisálida va naciendo al despliegue de sus alas.

Dr Jorge Carvajal L

10 comentarios:

Martha dijo...

Alicia:

Yo en lo personal siempre habia tenido miedo a la muerte, pero ese temor supongo que es parte del desconocimiento que la mayoria de las personas tenemos de este proceso que es parte de la vida y tambien del montón de ideas equivocadas que son parte de nuestra cultura.

Hasta hace apenas como 3 ó 4 años, comenzaron a llegar a mi textos y otras formas de ver la muerte y es como he ido aprendiendo (una de ellas ha sido los textos que he encontrado en tu blog), por eso te agradezco el que sigas compartiendo con nosotros tus conocimientos y ayudandonos a ver La Muerte de una manera distinta.

Saludos y buen inicio de semana.

Charly W. Karl dijo...

Que tal Alicia, cuando una persona experimenta miedo su cerebro ejerce algo muy parecido a un efecto magnético, que lo aproxima al objeto o a la situación temida.
Si bien el miedo es un mecanismo de autodefensa para no exponernos innecesariamente, es importante saber controlarlo para que no nos domine.

Besos!
Charly W. K.

Gabrielus dijo...

Alicia: gracias por tu visita y tus deseos.
En cuanto a tu post, nada mejor que la Fe y el Amor para perderle miedo a la muerte.
Abrazos!

fiorella dijo...

Vengo del blog de Nerim y encontrar tu blog es el mejor comienzo de semana que podrìa esperar!Un beso desde Montevideo-Uruguay.

Alicia Montero C. dijo...

Nerim y Fiorella, gracias por el saludo y visita de ambas! Vengo llegando de haber estado fuera unos días... por eso no aparecí hasta hoy...!
Abrazos y nos encontramos lo antes posible!
Buena y creativa semana para ambas!

Gaiar dijo...

Alicia, el problema de todo esto es que son textos y a lo mas intuicion, ademas de fe en quien cuenta las experiencias cercanas a la muerte. Mientras no se tenga algo palpable que diga que la muerte no es el final, pues creo que estamos condenados a sufrir, aunque sea por momentos, el temor a la muerte.

Alicia Montero C. dijo...

Querido amigo, siempre existirá la duda..y es bueno eso xque nos permitirá buscar en nosotros y en otros esa respuesta a la gran incógnita...ya que nadie ha venido a contarnos nada...y el sufrimiento amigo querido, es inevitable por el apego, si aprendiéramos a buscar en otras culturas entenderíamos mas el origen de él.. y como evitarlo.
Un abrazo a tu corazón, ali

Hiberion dijo...

El temor a la muerte y ya es algo que he dejado para la posteridad, mi temor actual es no aprovechar bien los segundos terrestres...

marvision dijo...

Te diré, que no tengo miedo a morir, eso es una suerte que tengo. no tengo apego a nada, ni a hijos, ni a personas, ni a nadie (se que la vida no muere) y por supuesto a nada material, aquí en la tierra me hace falta comer, pero solo eso y a lo mejor descubro como pasar sin hacerlo y entonces...me sobra todo.
Amar, es lo único que hago, y no solo con las personas "individualmente" sino con las circunstancias de momentos más o menos trágicos, en donde se poner de manifiesto mis equilibrios para dar lugar a la compasión, cuando te azoten, ten piedad con los que azotan, cuando te veas sola, acompáñate a ti misma, cuando se rian de ti...rie tu al mismo tiempo, todo son pruebas de vida. El odio, la envidia, el miedo, solo generan más de lo mismo. La compasión, la Fe, el Amor...tambien generan más de lo mismo...solo debemos elegir que queremos, es facil NO?
Un beso amiga

Me encanta leerte, voy a escribir yo de eso, es genial guapa

Celia dijo...

El Dr.Carvajal es un extraordinario médico. Yo he tenido cierto acercamiento a la sintergética, porque es una concepción de la medicina que integra diversas terapias. Recientemente, se ha incorporado a la sintergética los descubrimientos del Dr.Hamer sobre el cáncer:
http://www.dsalud.com/numero37_2.htm
http://www.dsalud.com/numero38_2.htm
http://nuevamedicinahamer.blogcindario.com/

Sobre la muerte, creo en Dios y eso hace que no le tenga miedo a la muerte. Por otro lado, existen investigaciones de científicos que sugieren la posibilidad de que después de la muerte haya "algo más":
http://www.victorzammit.com/book/spanish/index.html

Saludos