sábado, marzo 03, 2007

Morir es entrar en un proceso que empieza cuando nacemos…

"Morir es entrar en un proceso, como cuando lentamente de la niñez se pasa a la pubertad: el vello, las hormonas... Lo vives como un cambio. Tú avanzas en la vida y empieza a aparecer la vejez, que es otro período. El pelo se va poniendo blanco, los dientes amarillos. Si luchas contra la vejez, envejeces con angustia. Si luchas contra la pubertad, te traumatizas. En un momento donde todos entramos en el proceso de la muerte, que se puede y debe vivir exactamente como los otros cambios precedentes.
La muerte no es más que un estado. ¡Nadie está muerto! ¡Nadie muere! Todos nosotros entraremos en el proceso de la muerte, y lo maravilloso es que lo aceptemos con la tranquilidad con la que entramos en la pubertad o en la madurez."
- ALEJANDRO JODOROWSKY -


El hecho de hablar sobre la muerte me lleva a un estado de tranquilidad, quietud, de paz. Recuerdo a mi padre visitar a los enfermos en los hospitales. Esos enfermos que nadie visitaba. Es algo que recordé el año pasado, en una instancia especial. El falleció hace 6 años. Un viejo sabio, mi padre, Gran Maestro, para quienes lo conocieron y aprendimos de él.
Aún recuerdo la muerte de mi abuelo, la de mi abuela y varios años después la de un hermano pequeño. En todas esas ocasiones, siendo pequeña, la muerte fue considerada como algo natural. Nacer, vivir y morir. Observaba que esto pasaba con los animales y también con las plantas y las flores, etc. Nunca tuve la experiencia de escenas fuertes ni traumáticas en relación a ella. Más bien mis recuerdos me dejaron la sensación que hoy perdura en mi, de una gran tranquilidad.
Cuando falleció mi hermano menor, recuerdo mucha gente en casa, y a mi madre triste durante ese día. Luego se nos acercó diciéndonos: El estaba enfermo, ahora estará mejor. Vino a vivir con nosotros solo un tiempo. Entonces visto de esa manera, los niños no necesitamos más explicaciones, y quedamos tranquilas.
Por supuesto que el dolor, la pena y el llanto estuvieron presente, porque es parte del duelo, necesario e imprescindible en este proceso, debido al apego.

Como mencionaba al comienzo el hecho de que yo hoy me dedique, humildemente, a acompañar a bien morir, se deba en parte, al proceso que un día inició mi padre al visitar a los enfermos, y la paz y necesidad de hablar sobre “esta transición” es porque desde pequeña asumí, inconscientemente, que nadie está muerto, nadie muere, sino que todos nosotros entramos en el proceso de la muerte y lo maravilloso es que es que lo aceptemos, solamente, como un cambio de estado, como sabiamente nos lo dice el autor antes mencionado.

HOY ES BUEN DIA PARA VIVIR Y TAMBIEN PARA MORIR

10 comentarios:

TunnelVision dijo...

Magnifico. Me encanta tu analysis de la meurte. No es un estado, si no una fase.

Gabriel dijo...

Me gustó la fluidez de tus palabras y la claridad de tu asistencia y lo hice escuchando a Damien Rice del post anterior; son dos emociones que se avienen.

Pensé que cuando entre en el proceso de mi muerte te quiero cerca.

Anónimo dijo...

Te harás un sticker para ponerlo en mi cabecera,y tambien el refrigerador junto a la Pizza, Unidad Coronaria?? jijiji..en serio.
También te quiero cerca en esos momentos, que como bien dices: entonces empecemos a prepararnos hoy.
Gracias ,
Dani

Anónimo dijo...

Que maravilloso para todos los que aún temen a la muerte, incluso les cuesta hasta nombrarla, leer esto,seria un tremendo aprendizaje, sobre todo para quienes pierden a sus seres queridos, por lo que tan bien mencionas del apego.
Me has enseñado desde siempre a entenderlo y aceptarlo como un proceso mas, un cambio de estado.
Quisiera que cuando me suceda, estés a mi lado, o quizas me estes esperando junto a nuestro Gran Maestro, y a mi Viejita querida.
Me emocionaste una vez, eres maravillosa.
M.Elena

Martha dijo...

Alicia:

Yo era una de las personas que le tenía miedo a la muerte. Pero creo que entendí un poco cuál es el proceso cuando falleció una amiga en un accidente y como que con el paso del tiempo he ido si no "perdiendo" el miedo, si he aprendido creo ha asimilarlo de una manera más normal.
A través de un grupo de yahoo consegui el libro de La Rueda de la Vida de Elizabeth Kubler Ross y el Libro Tibetano Sobre la Vida y la Muerte y ha cambiado mucho más mi perspectiva, pero me encantaría que tu que eres experta en el tema, ojalá nos puedas seguir compartiendo a través de tu blog, más acerca del tema.

Saludos.

Alicia Montero C. dijo...

Martha, linda mujer... siento que mi Ser se moviliza, se desplaza como con una campanita, pretendiendo que me escuchen, me vean. Sólo escucha quien quiere escuchar. Tuve y tengo la necesidad, y perdona que lo manifieste asi, de transmitir esto, erradicar el concepto feo que nos enseñaron acerca de la muerte. Ya sabes que cada minuto, segundo que pasa es un instancia de muerte...solo que no lo hemos asimilado así. Cuando dormimos, estamos "muertos"... dejamos ese tiempo atrás, y no vuelve.. continuamos...seguimos, trascendemos.
Creo que me sale "lo mamá" en esto, previniendo siempre, diciéndoles una y mil veces cosas, a mis hijos, para evitarles sufrimiento… y eso tiene que ver con mi apego con ellos, solo que ahora es mas elevado mi sentimiento, porque va este mensaje para todo aquél que desee escuchar y para todo aquél que se interese….como tú.
Gracias por tu tremendo estímulo e interés, entonces descubro que todo esto tuvo y tiene un sentido…

Nerim dijo...

Muy interesante tu blog, me gusta lo que leo porque todo, todo, tiene mucho sentido y al leerte me da la impresión de estar leyendo mis propias palabras sobre el tema, que sin saber nada acerca de ello es lo que siempre he sentido y lo que siempre, siempre he afirmado. Que la muerte es tan natural como ir al lavabo, unas veces con más dificultad que otras, pero igualmente natural.

Hoy he publicado un post bajo el título de "las Palabras" y te nombro en él haciendo un enlace a tu página. Me gustaría mucho saber tu opinión y si tienes algun consejo que darme, no solo a mí, si no tambien a todos los que lean el post, yo creo que serían muy bien recibidos.

Un fuerte abrazo
Nerim

Alicia Montero C. dijo...

Nerim...que grata es tu visita... gracias! Disculpa mi demora en contestar…estuve fuera unos días, aprovechando el feriado en Chile del lunes 21…
Comunicar que la muerte es un “estado” mas y NO una desgracia es lo que deseo compartir. Lo sabemos intelectualmete desde que nacemos, solo que estamos "dormidos”. Christian Barnard, cirujano que hizo el primer transplante del corazón lo escribió: “La máquina del Cuerpo”, sí efectivamente lo somos, el cuerpo que funciona perfecto, donde la mente domina de acuerdo a los patrones y desde lo externo...y nosotros, Seres Divinos, no nos hemos alcanzado a dar cuenta de eso, por eso se dice “estamos dormidos” a nuestra esencia, “despertar” es la palabra...es lo que estamos sintiendo en nuestros silencios...en nuestros corazones: DESPIERTA!al llamado del corazón que te dice vuélvete a ti mismo...mira tu interior, tus sentimientos, emociones desde “tu hogar”…que es ese lugar seguro, plácido que cuando estamos “con nosotros mismos” es un lugar de paz y cobijo, seguro: el hogar que habita tu alma.. y todo lo que necesites está ahí...todo!
En cuanto a tu inquietud acerca de QUE DECIR EN UN FUNERAL o ante una situación así, mi experiencia me dice que lo importante es “estar allí”, con toda atención, las palabras sobran, estar realmente presente con el que sufre, eso es ACOMPAÑAR…
Cuando digo “con toda la atención” me refiero atenta a tu sensación corporal ante esa personal afligida, empáticamente…estando en sus zapatos, sintiendo con esa persona, con la sensación incluso del dolor porque reconozcamos que el duelo es la manifestación clara de eso….solo acompañar!
Un abrazo y eterna gratitud… ya sabes donde encontrarme para lo que necesites…siempre estaré cerca.......

Anónimo dijo...

Yo no le tengo miedo a la muerte,aunque sinceramente tampoco pienso en ella con tranquilidad... pero lo que ahora me aflije es como hacer entender a mi hija de 14 años, sobre la muerte en un accidente de un muy querido amigo -de la misma edad que ella. No es lo mismo despedirse de a poco, haciendote a la idea que una persona enferma pronto se ira, que alguien que desaparece con la violencia de una accidente. Que decirle? como reconfortarla? estoy en blanco....

Alimontero dijo...

Hola Anónimo, me gustaría saber tu nombre, si maría o cual sea....te lo agradecería para una pma vez....;-)
Gracias....

Si has leído de forma atenta este artículo y los comentarios, podrías hacerte una idea de lo esencial que luego podrías compartir con tu hija.
Ella aún está emocionalmente impactado, en shock aún....
Una forma de actuar, humildemente sugerido, es comenzar a ver la muerte como algo "seguro" que nos va a suceder....que como el agua,al hacerla hervir CAMBIA DE ESTADO...aunque siga siendo agua....;-)

Aqui podrás encontrar muchos y variados artículos que como madre, con tu intuición, podrás compartir con tu hija.

Saludos y que una buena semana!

Ali