martes, junio 20, 2006

¿Que hacer con quien sufre la pérdida de un ser querido? ¿Cómo comportarnos con los dolientes?

Este proceso de cómo ayudar, cómo cooperar con los amigos y/o conocidos, es lo que hoy comparto con uds. Nos vemos a menudo en esta situación y no sabemos como conducirnos.
Este proceder que nos incomoda y a veces nos impide dar ese paso de “acompañar”, que es, ni más ni menos, la compasión.

Cuando alguien cercano pierde un ser muy querido, solemos decir: “si me necesitas llámame, para lo que necesites, para lo que sea”.Seguro que lo decimos de verdad y desde el corazón, pero lo primero que tenemos que saber es que los dolientes no tienen apenas voluntad ni fuerza si quiera para pedir ayuda.¿De verdad podemos asegurar y creer que alguien sumido en la mayor de la tristeza, sin deseos de vivir, que no puede apenas comer, dormir, ni respirar, puede descolgar el teléfono o dirigirse hasta tu puerta para decirte “te necesito”?Se debe asumir por tanto que hay que tomar la iniciativa. Para ayudar a un doliente deberá mostrar compasión, comprensión y mucho amor. No esperar que acudan a nosotros.No nos limitemos a decir: "Si hay algo que pueda hacer...". Encuentre ese "algo" por sí mismo, y entonces, si es conveniente, tome la iniciativa. Pero ¿qué hacer… qué decir… cómo para ayudar a quien está de duelo?Se ofrecen unos cuantos consejos:ACOMPAÑAR:
A veces no hay palabras, por ello lo mejor en esos momentos simplemente es ESTAR: Sujetar una mano… oprimir un hombro… acariciar una mejilla… y ofrecer todo el apoyo que creamos necesario tanto física, emocional como espiritualmente. No se mantenga alejado por no saber qué decir o hacer. Es muy frecuente que nos asustemos ante el temor que produce el dolor que vemos y nos haga pensar:
"Es mejor dejarles ahora… Necesitan estar solos y descansar… “ Quizá nos mantengamos alejados porque temamos hacer o decir una inconveniencia, pero si evitamos estar con los dolientes se sentirán más solos e incomprendidos. Nuestra sola presencia puede infundirles ánimos. SERENAR: Adoptar un aire reposado, sobrio, incluso de firmeza. Calmarles con palabras cariñosas y gestos suaves.Soportar la expresión de sus sentimientos por duros que estos se muestren. Admitir con tolerancia las posibles manifestaciones de rabia, ira, llanto o cualquier otro brote de sentimientos y emociones contradictorios.
Recalcar las veces que sean necesarias que es normal que se sientan en ese estado de confusión y ansiedad, insistiendo en que no se están volviendo “locos” y que todos esos sentimientos por extraños y virulentos que sean, son seguramente normales ante la situación que están viviendo. ESCUCHAR, PERMITIR Y FAVORECER SU DESAHOGOEs muy importante para el doliente que sienta que comparten su dolor. Hay que favorecer que expresen libremente sus sentimientos y estar solícitos para escuchar.La escucha es esencial y una buena forma de aliviar su pena.Puede que necesiten hablar mucho de su ser querido, de cómo sucedió el accidente o la enfermedad, qué pasó antes o qué siente por ello. Hablar de la persona fallecida es una necesidad importante para la persona en duelo, sobre sus proyectos, su personalidad, etc.Por el contrario hay personas a las que les cuesta hablar y expresar lo que sienten. Es muy importante preguntar sin temor si quiere hablar de ello, o si prefiere lo contrario.Lo mejor es que decida por sí mismo sin tener que se sientan obligados a “comportarse” de un modo determinado.
No presionarlos para que dejen de llorar, todo lo contrario, permitir su llanto.Es muy importante dejar que las personas que han perdido a un ser querido manifiesten sus sentimientos y se desahoguenNo temer que lo hagan con nosotros. Ser pacientes y comprensivos.No pensar que la persona que acompaña y escucha tiene que ocultar sus sentimientos para que no les afecte a ellos, ¡es muy sanador, para ambos, llorar con los que lloran¡Es un gran error, creer que hay que evitar referirse al difunto ya que es muy doloroso para alguien en duelo, comprobar que ni siquiera nombren a su ser querido, no hablen de él o intenten evadir la conversación o cambiarla a otros comentarios.
¡NO HAY QUE CAMBIAR DE TEMA SI EL DOLIENTE NOMBRA AL FALLECIDO¡Muchas personas agradecen muchísimo oír hablar a los amigos y familiares de las cualidades y formas de ser únicas del fallecido y por las que sentían gran cariño.Al contrario de lo que se piensa, es muy gratificante oír las cualidades, detalles y gestos que hiciese en vida con ellos su persona querida.
(continúa...)

4 comentarios:

Anónimo dijo...

He encontrado paz , tanto alivio y consuelo en este espacio. Las técnicas de cómo asistir me dan tanto sentido. Hay tanto de lo otro para entretenerse y también evadirse, de eso está lleno Internet, y como éste, no había encontrado NINGUNO! No sabía que había en Chile un sitio así. Me ha gustado mucho también que incluyeras otros links. Gracias por esta gran ayuda. Mis felicitaciones
Marita L.

Anónimo dijo...

Leyendo esto último es que me recordé de la muerte de mi madre. Ella murió en un hospital despues de 4 días en Cuidados Intensivos, conectada y consciente. Estuvimos todos los días con ella, nos permitieron verla a ratitos, y a veces entrábamos de a dos. Recuerdo que nos congregó a todos,como solo una madre lo hace. Me imaginé necesitaría palabras de consuelo y a veces tocar sus manos era suficiente. Recuerdo haberle dicho "ve tranquila" aquí estará todo bien. Sabernos con ella era todo lo que quería. Alcancé a pedirle perdón por cosas que recordé le afectaron como también le dije le perdonaba por todo aquello que hizo por amor y que me igualmente me dolió.Qué liberador!
Era tiempo de escuchar. Que sabia la vida!

Anónimo dijo...

Del Grupo Yahoo, El Arte de Morir

Del amor a la vida
de la vida a la muerte
y de la muerte
retornamos al amor.

Existencia ciclica
de ires y venires,
existencia con flores
llenas de amor, vida y muerte.

Vida que respira
en nuestro cuerpo,
vida que da vida
para seguir sintendo

Amor mas alla del acto
que fronteriza las almas,
amor que genera amor
para seguir vivendo.

Muerte que obscurece
y al mismo tiempo ilumina,
muerte que genera amor y vida
para seguir muriendo.

Antonio Araiza

Antonio Araiza Aullido dijo...

hola jejejej buscando otra cosa llegue aqui por que encontre algo mio jejejeje... es un gusto saber hasta donde llgan las cosas saludos

Antonio Araiza.